Público
Público

Acuerdo para reducir un 80% las emisiones en 2050

Merkel arrastra a Obama para que se sume al plan contra el calentamiento

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La canciller alemana Angela Merkel perdió la partida en el apartado económico, pero recuperó terreno en el medioambiental: ayer logró arrastrar al mandatario estadounidense Barack Obama para que suscribiera un compromiso con el fin de limitar el cambio climático. El G-8 se comprometió ayer a tomar las medidas necesarias para que la temperatura media del planeta no suba más de dos grados centígrados con respecto a los niveles preindustriales. Para ello, se compromete a reducir las emisiones en un 80% en 2050.

El presidente norteamericano ha dado un giro respecto a la posición de su antecesor, George Bush. Obama mostró ayer liderazgo y firmó no solamente ese compromiso, sino la forma de conseguirlo: con la meta fijada en el año 2050, cada estado industrializado procederá a reducir las emisiones de gases contaminantes en un 80% con respecto a los niveles de 1990. Los países en de-sarrollo perseguirán un objetivo más modesto, del 50%.

El premier ruso, Medvédev, acabó por suscribir el acuerdo pese a sus reticencias iniciales. También lo hicieron por primera vez Japón y Canadá. Esta drástica reducción de gases contaminantes fue acordada por la Unión Europea en 1996, con el mismo objetivo de lograr que las temperaturas no suban más de dos grados en ese periodo.

Las organizaciones no gubernamentales (ONG) e instituciones contra el calentamiento global ya consideraban que este acuerdo es demasiado modesto, pues se fija en una meta muy lejana, el año 2050, sin establecer objetivos concretos para los próximos años.

Faltan los países emergentes

Además, falta que las economías emergentes se sumen a la iniciativa. El G-8 no ha logrado convencer a China e India. Hoy, los países del G-5 formado por México, India, China, Brasil y Suráfrica se reunirán para debatir el texto. Hasta ahora, no han estado demasiado por la labor. Además, el líder chino, Hu Jintao, se fue antes de tiempo de la cumbre debido a la represión en su país de la revuelta uigur. Sin la presencia china en la mesa de negociación, se hace muy complicado poder pactar textos demasiado atrevidos. Y sin el acuerdo de estos grandes países, cualquier compromiso de reducción de contaminación nace con sus resultados limitados.