Público
Público

La acupuntura podría ser una opción para tratar el "ojo vago"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un estudio reveló que la acupunturapodría ser una alternativa a los parches y gotas para los ojosen los niños con ambliopía, un problema visual común en laniñez más conocido como "ojo vago o perezoso".

El problema puede corregirse con anteojos o lentes decontacto si se trata a edad temprana. Pero ambas soluciones sonmenos efectivas para los chicos de más de 7 años, que suelentratarse con un parche en el ojo más fuerte.

Pero Robert Ritch, del Hospital de Ojos y Oídos de NuevaYork y colegas chinos hallaron que los niños tratados por unacupunturista certificado presentaban mejoras similares en susojos afectados que aquellos que llevaban un parche durante unpar de horas por día.

El estudio fue publicado en Archives of Opthalmology.

"La acupuntura ha sido usada para muchas cosas en lamedicina china. Y está siendo usada cada vez más en Occidente",dijo Ritch a Reuters Health.

Ritch y sus colegas chinos estudiaron a 88 niños en Chinaque tenían entre 7 y 12 años y padecían ambliopía y ya habíanestado usando anteojos por al menos 16 semanas.

Los expertos asignaron al azar a los chicos para que usenun parche en el ojo "bueno" durante dos horas por día, o paraque asistan a cinco sesiones de acupuntura semanalmente. Lasagujas de la acupuntura fueron colocadas en zonas del cuerporelacionadas con la visión según la medicina tradicionalchina.

Todos los niños también recibieron nuevos anteojos y se lespidió que realizaran una hora de actividades para la visióncercana por día.

Al final del estudio de 25 semanas de duración, la vista enel ojo afectado mejoró al menos dos puntos según un esquema en28 niños del grupo que usó parches, o el 66,7 por ciento, y en31 de los chicos sometidos a acupuntura, lo que equivale al75,6 por ciento.

Más del doble de los niños que recibió acupuntura superó lacondición, comparado con aquellos chicos que usaron parche: un42 frente a un 17 por ciento.

Algunos expertos se mostraron escépticos por el pequeñotamaño del estudio y el hecho de que no hubo cohorte sin tratarpara ver si hacer algo o sólo usar anteojos y hacer ejerciciodiario podía funcionar igual de bien.