Público
Público

La acusación pide la vuelta de Blesa a prisión pero ahora sin fianza

Argumenta, en un escrito al juez Silva, que persiste el riesgo de fuga y que el expresidente de Caja Madrid ha demostrado una "enorme capacidad de maniobra" al abonar los 2,5 millones de euros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El sindicato Manos Limpias, como acusación popular, ha solicitado al juez Elpidio José Silva que dicte prisión provisional sin fianza para el expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa por la compra del City National Bank de Florida, al entender que subsiste riesgo de fuga y que tiene una gran disposición económica habida cuenta de que abonó una caución de 2,5 millones de euros en menos de 24 horas para salir la semana pasada de la cárcel.

La acusación popular ha presentado este miércoles un escrito por el que pide al magistrado que acuerde la imposición de esta medida cautelar porque la 'rapidez' con la que depositó los 2,5 millones de euros significa, en su opinión, que tiene una 'enorme capacidad de maniobra', según informaron fuentes de la acusación.

Manos Limpias también sospecha que el expresidente de la caja madrileña cuenta con capital en el extranjero porque en marzo de 2008 dispuso de 'un millón de dólares con un seguro de cambio ya pactado', una operación que fue autorizada 'a posteriori' por el Comité Financiero y que podría no haber sido comunicada al Consejo de Administración. Este aspecto hace pensar a la acusación que concurre el riesgo de que huya al extranjero.

El sindicato ultraderechista ha hecho esta petición antes de que el juez haya dado comienzo a los interrogatorios previstos para este miércoles de los miembros del antiguo Comité Financiero de Caja Madrid, por su presunta participación en la concesión de un crédito de 26,6 millones de euros de la entidad financiera al ex presidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán, cuando él mismo era consejero de la caja.

Manos Limpias pide también la imputación de esos directivos por la compra del banco con sede en Miami, una solicitud sobre la que el juez ha dado traslado esta misma mañana a los abogados defensores de los comparecientes tras aceptar la personación del sindicato en estos hechos.

Los exdirectivos Idelfonso José Sánchez, Matías Amat, Gonzalo Alcubilla, Fernando Sobrini, Luis Crespo y Juan Bartolomé estaban citados a las 9.00 horas de hoy, aunque el magistrado no había comenzado, a las 13 horas, a tomarles declaración como imputados a la espera de resolver si suspende esta diligencia por el incidente de recusación formulado por la defensa de Blesa contra él, según fuentes jurídicas.

La defensa del expresidente de la caja de ahorros ha recusado al instructor porque, a su juicio, ha demostrado una falta de objetividad en los juicios de valor que ha emitido sobre su cliente, que son propios de una sentencia condenatoria y que revelan la ausencia de imparcialidad exigida por la ley.

El juez Silva también ha citado a declarar también hoy, aunque en calidad de testigo, al empresario Gabriel María Subías. Subías cuenta con una dilatada experiencia en el sector turístico y desempeñó durante 14 años el cargo de consejero delegado de Orizonia Corporación.

El director de Riesgos y Recuperaciones de Bankia, Juan Carlos Estepa, declaró ante el juez el pasado marzo que el ex presidente de la CEOE aportó a la caja madrileña un acuerdo de intenciones para vender Marsans al grupo turístico Orizonia por valor de 300 millones de euros, una operación que finalmente no llegó a materializarse, según informaron fuentes jurídicas.

Este turno de interrogatorios se produce después de que el juez Silva ordenara tomar declaración el martes como testigo a Juan Bartolomé en un cuartel de la Guardia Civil de Rivas-Vaciamadrid por la compra del City National Bank de Florida.

El juez Silva abrió diligencias a raíz de una denuncia presentada por el sindicato Manos Limpias en la que se acusa a Blesa de conceder un crédito 'doloso' por importe de 26,5 millones de euros a Díaz Ferrán en el que figuraba como 'garantía un holding empresarial que se encontraba en quiebra'.

Ambos están acusados de un delito societario y de falsedad documental, mientras que el ex responsable de créditos a empresas de Caja Madrid Carlos Vela está imputado por delito societario.

El instructor aprecia en la actuación de Blesa y Díaz Ferrán indicios de criminalidad inherentes a manifiestas infracciones de buenas prácticas bancarias que además inciden en la proyección de una 'imagen sumamente deteriorada de la llevanza del riesgo y la regencia de una entidad de relieve' como es Caja Madrid, según expuso en un auto notificado el pasado febrero.

El juez acordó en noviembre pasado reabrir las diligencias que se incoaron después de que Manos Limpias presentara una querella contra Blesa y Díaz Ferrán, que el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu rechazó acumular a la causa en la que investiga la fusión y salida a Bolsa de Bankia.

El titular del Juzgado de Instrucción número 9 de Madrid también investiga en el marco de este proceso la compra del City National Bank de Florida por parte de la caja de ahorros al ver indicios 'muy relevantes' de criminalidad, de los que se desprende un posible delito societario de administración desleal o bien uno de apropiación indebida con otro de falsedad de documento público.