Público
Público

Acusan al hijo de Thatcher de organizar el golpe contra Obiang

Scotland Yard va a investigarle después de escuchar el testimonio del mercenario que también involucró a Aznar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El mercenario británico Simon Mann, que acusó al ex presidente Aznar de participar en el golpe de estado de Guinea Ecuatorial contra Teodoro Obiang, lanzó este jueves nuevas acusaciones contra el hijo de Margaret Thatcher. Mann dijo al diario The Guardian que pensaba denunciar ante la justicia a Sir Mark Thatcher y al empresario Ely Calil, como ya hiciera en su declaración a Scotland Yard. Obiang le liberó el pasado martes junto a otros dos detenidos.

Durante el juicio al que fue sometido en Guinea, Mann, ex capitán del SAS (Special Air Service), aseguró haber sido reclutado por el hijo de la ex primera ministra. Según su testimonio, Thatcher le presentó al multimillonario Calil en una reunión en Londres. 'Por lo que a mí respecta, estoy impaciente de que Calil, Thatcher y uno u otros más se enfrenten a la justicia', afirmó Mann al diario.

Mann que fue condenado originalente a 34 años de cárcel, fue liberado el pasado martes por el propio Obiang. Los últimos cinco años y medio, sin embargo, los pasó en prisión, incluida una etepa de más de un año en la prisión de Black Beach, en Malabo. Al llegar ayer al aeropuerto de Luton, al norte de Londres dijo estar 'en extremo agradecido al presidente Obiang por liberarme. Es el mejor regalo de Navidad que podríamos habernos imaginado mi familia y yo mismo'.

Según varios medios británicos, Scotland Yard se dispone a interrogar a Mann por relacionar a Thatcher con el golpe y sugerir que todo se pactó en territorio británico. El hijo de la dama de hierro ya fue condenado a cuatro años de cárcel en Suráfrica por reconocer que había vendido un helicóptero a los mercenarios, aunque siempre sostuvo que no sabía para qué lo iban a utilizar. Nunca pisó la cárcel ya que pagó los 300.000 euros de su fianza. Ahora podría tener que enfrentarse a la justicia británica.

Mann fue liberado junto a otros tres mercenarios, uno de los cuales, el surafricano Niek du Toit, dijo a un periódico de su país que Mann tuvo un papel clave en la intentona golpista y afirmó haber tratado con Mark Thacher.

'Si coges a Mann tienes todo', dijo du Toit, quien añadió sobre Thatcher que 'él es la clave de todo este asunto [...] La única vez que yo me he encontrado con uno de los organizadores fue cuando conocí a Thatcher la vez que estuve dos horas reunido con él hablando sobre una venta de helicópteros a Sudán que le ayudaran en sus negocios. Sólo cuando llegamos a Guinea Ecuatorial me dí cuenta de qué negocios estaba hablando'.

Mann ya acusó al ex presidente  Aznar de haber formado parte de la intentona de derrocar a Obiang. En una entrevista a un canal de televisión británico en marzo del año pasado, aseguró que los planes siguieron adelante a pesar de su dificultad porque España y Suráfrica estaban presionando para ello.

Según el diario británico, estas son las incógnitas a las que Thatcher, de ser llamado por la justicia, tendría que responder:

Reunión en Londres

Mann ha asegurado que se reunió con Thatcher y el empresario de origen libanés, Ely Calil, en la casa de este en Londres en mayo de 2003, antes del intento de golpe de estado. Esta reunión parece ser clave para cualquier tipo de iniciativa de la justicia. Thatcher tendría que explicar qué se habló allí y si el golpe de estado estuvo presente en algún momento de la conversación. Calil ha negado rotundamente tener ningún tipo de relación con aquello.

El dinero

Thatcher dijo que él pensaba que el dinero que le había dado a Mann era empleado para comprar ambulancias en vez de para organizar el golpe. Sin embargo, Mann dijo que Thatcher sabía perfectamente en qué se iba a emplear la financiacikón y que el hijo de la dama de hierro formaba parte del equipo. Mann, además, ha afrimado que en una reunión con Thatcher, ambos hablaron sobre cómo se iba a gobernar Guinea Ecuatorial después del golpe.

El tercer hombre

Aquí es donde entra en escena Du Toit. Este surafricano también afirmó haber conocido a Thatcher en suráfrica antesdel golpe fallido para discutir una venta de helicópteros a Sudán, donde además afirmó que Thatcher tenía distintos intereses.