Público
Público

Yo acuso

  

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

  Inside Job
Ficha técnica

Director: Charles Ferguson

Género: Documental

Nacionalidad: EE.UU.

Reparto: Dominique Strauss-Kahn, Christine Lagarde

Duración: 120 minutos

¿Por qué estalló una crisis financiera mundial en 2008? ¿Cuáles fueron las causas? ¿A cuándo se remontan los antecedentes? ¿Se podría haber previsto o evitado? ¿Cómo se ha desarrollado? ¿Quiénes son los responsables? ¿Han pagado por su culpa? ¿Y las víctimas?

No hay que buscarle grandes valores cinematográficos a Inside Job. Mientras el documental vive una época de esplendor creativo gracias a su distanciamiento del periodismo, Charles Ferguson opta por llevar a cabo un reportaje tradicional que le permita contestar a esas cinco W a las que, según los manuales básicos del oficio, se debe atener cualquier texto informativo. Su película rastrea el qué, quién, dónde, cuándo y cómo, también el porqué, de una crisis sobre cuyas causas se ha corrido un tupido velo. Ante estas inercias de la desinformación (la ignominiosa cantinela de 'la culpa la tenemos todos', la sumisión a las agencias de rating) que se han instalado en la mayoría de medios, la fórmula clásica de la película se demuestra más eficaz que gastada: viendo Inside Job tienes la sensación de que hasta el momento nadie se había molestado en despejar las incógnitas básicas del tema.

Sin la presunción ególatra de un Michael Moore, pero con su misma pasión denunciadora, Ferguson desarrolla el filme como un fiscal instruiría un caso criminal: hurga en los antecedentes, interroga a los principales testigos, expone las pruebas más contundentes... y señala claramente a los culpables. De hecho, Inside Job expone tantos datos que incluso la atención del espectador puede quedar aturullada ante tal torrente de información. Aunque la tesis queda clara: la progresiva desregulación del sector financiero desde los tiempos de Reagan ha provocado que el poder real ya no resida en la esfera política: se ha instalado en Wall Street. Ferguson amplía el abanico de sospechosos habituales a otras áreas de influencia como asesores y opinadores varios, y la enseñanza universitaria. Resulta meritorio la cantidad y la calidad de personas que llega a entrevistar, e incluso se menciona a aquéllos que se han negado a aparecer. Un ingente trabajo de investigación que otorga el rigor necesario a un 'yo acuso' que, como sucede en estos casos, también pretende retornar parte de la dignidad perdida al propio sistema estadounidense simbolizado por ese plano final de la estatua de la libertad.

Ferguson estudió matemáticas y ciencias políticas (lo que quizá explique su capacidad para procesar datos), aunque se especializó en nuevas tecnologías. Más tarde decidió pasarse al documental de denuncia: No End In Sight: The American Occupation of Iraq (2007) también levantaba la alfombra para mostrar la mierda escondida por Bush para justificar la guerra en Irak.