Público
Público

Adelgazar en el embarazo tiene sus beneficios y sus riesgos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Amy Norton

Las mujeres obesas queadelgazan durante el embarazo tendrían menos riesgo de sufrirciertas complicaciones gestacionales, pero, salvo las mujerescon obesidad mórbida, ese beneficio no compensaría los efectosnegativos en la talla del bebé al nacer.

Un nuevo estudio, publicado en BJOG, se suma así a la ideabastante controvertida de que sería saludable que lasembarazadas obesas mantengan su peso previo al embarazo oadelgacen aún más.

A las mujeres obesas es a las que menos se les permiteengordar en el embarazo (entre 5 y 10 kilos), y tienen riesgoelevado de sufrir complicaciones como diabetes gestacional,preeclampsia (aumento súbito de la presión y de proteína en laorina), cesárea de emergencia o tener un bebé más grande de lonormal.

El equipo de Andreas Beyerlein, de la UniversidadLudwig-Maximilians de Múnich, en Alemania, revisó las historiasclínicas de más de 700.000 mujeres que habían tenido un bebéentre el 2000 y el 2007.

Los autores dividieron a las mujeres en categorías por pesoprevio al embarazo según el índice de masa corporal (IMC).

Las mujeres con un IMC de 30-34,9 formaron la categoría deobesidad clase 1; aquellas con IMC de entre 35 y 39,9 teníanobesidad clase 2, y las participantes con IMC superior a 40(más de 50 kilos por encima del peso ideal) tenían obesidadclase 3 o mórbida.

En general, las mujeres que adelgazaron durante el embarazotendieron a tener menos riesgo de necesitar una cesárea deemergencia y de desarrollar preeclampsia que las queengordaron. Además, fueron menos propensas a tener un bebé másgrande que lo normal.

Por ejemplo: el 10 por ciento de las mujeres con obesidadclase 3 que engordó en el embarazo desarrolló preeclampsia,comparado con el 7 por ciento de las que adelgazaron durante elembarazo.

Tras considerar otros factores (edad y tabaquismo materno),adelgazar estuvo asociado con un 36 por ciento menos riesgo dedesarrollar preeclampsia en las mujeres con obesidad clase 3.Una reducción similar se observó en las participantes conobesidad clase 2.

En tanto, las mujeres con obesidad clase 1 o 3 tuvieronmenos riesgo de necesitar una cesárea de emergencia siadelgazan.

Por ejemplo, el 13 por ciento de las embarazadas conobesidad clase 1 que engordaron necesitaron una cesárea noplanificada, comparado con menos del 9 por ciento de las queadelgazaron en el embarazo; adelgazar redujo un 35 por cientoel riesgo de necesitar cesárea.

En el grupo de mujeres con obesidad clase 1 o 2, adelgazartambién estuvo relacionado con un aumento del riesgo de tenerun bebé más grande que lo normal.

El doctor Raul Artal, obstetra de la Saint LouisUniversity, en Missouri, que estudió el adelgazamiento en elembarazo, dijo que los resultados no quieren decir que lasmujeres moderadamente obesas no puedan bajar de peso de manerasegura durante el embarazo.

Su recomendacin para las mujeres es tener una dieta "ricaen nutrientes" (con muchas frutas, verduras, legumbres y granosricos en fibra) y caminar 30 minutos todos los días para haceractividad física de bajo impacto.

FUENTE: BJOG, online 4 de noviembre del 2010