Publicado: 03.10.2014 16:41 |Actualizado: 03.10.2014 16:41

Adif prevé reabrir la línea del AVE Girona-Figueres el próximo domingo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La línea del AVE entre Girona y Figueres, interrumpida desde el lunes 29 de septiembre a causa de la inundación de las vías en la estación gerundense, se reabrirá el próximo domingo, día 5, si no surgen imprevistos en las tareas de bombeo del agua, ha avanzado un portavoz de Adif.

Efectivos de los Bomberos de la Generalitat, de la Unidad Militar de Emergencias (UME) y técnicos de Adif están trabajando en el bombeo de la gran cantidad de agua que convirtió en un río las vías de la estación del AVE de Girona, tras las torrenciales lluvias del pasado fin de semana.

La estructura tenía pendiente acabados como el cierre de los pozos de extracción de tierra, por donde entró el aguaAdif, que ha contratado nueve bombas para extraer el agua, además de la que utilizan los bomberos y el ejército, ha anunciado que podrá restablecer el servicio entre Figueres y Girona el próximo domingo. El conseller catalán de Territorio, Santi Vila, ha lamentado hoy que "por unos cientos de miles de euros", que según ha explicado era lo que faltaba para culminar las obras del AVE en Girona, se haya inundado el túnel de la estación.

Vila ha calificado de "inadmisible" que la infraestructura tuviese pendiente acabados como el cierre de los pozos de extracción de tierra por los que entró el agua de un desbordamiento. El Colegio de Ingenieros de Cataluña aseguró ayer en un comunicado que, en contra de lo que dice Adif y según la información de que disponen, los problemas de evacuación del alcantarillado no fueron la causa principal de la inundación del túnel del AVE en Girona.

El Ayuntamiento de Girona y Adif están en desacuerdo sobre los motivos que provocaron la inundación del túnel del AVE en esta ciudad y, mientras el primero apunta a errores del gestor ferroviario, éste considera que el problema fue del alcantarillado urbano.

El Colegio de Ingenieros señala que el volumen de la lluvia que cayó, a pesar de ser elevado, no fue excepcional y subrayó la complejidad del soterramiento del AVE en Girona, a causa de la presencia del nivel freático y por la interacción de la obra con los servicios de alcantarillado.