Publicado: 27.12.2013 11:35 |Actualizado: 27.12.2013 11:35

Adif y los sindicatos pactan un ERE universal y voluntario para 250 empleados

Los trabajadores entre 59 y 64 años que se acojan tendran una indemnización adicional junto a los 20 días por año trabajado de carácter general

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Adif ha alcanzado un acuerdo con sus dos sindicatos mayoritarios, CCOO y UGT, para aplicar un expediente de regulación de empleo (ERE) de carácter universal y voluntario que afectará a 250 empleados, alrededor del 2% de la plantilla de la compañía promotora y titular de las infraestructuras ferroviarias, que fue anunciado el pasado octubre. El pacto establece "con carácter general" una indemnización de veinte días de salario bruto por año trabajado con un máximo de doce mensualidades, según informó el Sector Ferroviario de CCOO.

En el caso de que el trabajador haya alcanzado un mínimo de 59 años de edad real y tenga menos de 64 años en el momento de la extinción de la relación laboral, se le abonará una indemnización adicional de hasta siete mensualidades, según el acuerdo alcanzado. Además, los trabajadores que se sumen al ajuste conservarán "mientras perciban la prestación por desempleo que origine el cese" los mismos beneficios sociales que la plantilla de Adif, entre los que figuran los títulos de transporte para viajar en tren, la póliza de seguro de vida y accidente o la ayuda por hijos con minusvalías.

La aplicación del ERE se extenderá hasta el 30 de junio de 2014, mientras que el plazo de admisión de solicitudes de trabajadores que quieran sumarse al despido concluirá el 17 de marzo. Según consta en el acuerdo, en el caso de que en esta última fecha no se hayan sumado al ajuste los 250 empleados previstos, "la comisión de seguimiento del ERE analizará las actuaciones pertinentes a adoptar y quedará autorizada para ampliar el plazo de adhesión".

Además, Adif prevé solicitar al Ministerio de Hacienda autorización para aplicar una tasa de reposición para realizar un determinado número de nuevos contratos por los trabajadores que se sumen al ERE, con el fin último de "rejuvenecer la plantilla de la empresa y mejorar su nivel de tecnificación y seguridad".

El ERE de Adif es paralelo al que tiene planteado Renfe para unos 300 empleados, el 2,2% del total de trabajadores, también con carácter universal y voluntario, y que actualmente negocia con los sindicatos. Las dos compañías ferroviarias públicas han presupuestado un total de 27 millones de euros para el ejercicio 2014 con el fin de atender el gasto que supongan los ERE.

Renfe y Adif plantean estos ajustes de personal antes de que el próximo 1 de enero se hagan efectivas sus correspondientes reestructuraciones. La operadora se convertirá en un holding del que dependerán cuatro nuevas sociedades y el administrador de infraestructuras segregará sus activos y negocios de AVE en la nueva sociedad Adif Alta Velocidad .

Sus respectivos ERE suceden además a los ejecutados en el último año en otras empresas del grupo Fomento, como Aena, donde afectó a 1.200 empleados, y en la consultora pública Ineco, para 390 trabajadores.