Público
Público

Adios al zapping

Lambdastream. Empresa pionera en España en el desarrollo de tecnología para ofrecer televisión por Internet y teléfono móvil

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Son especialistas en televisión personal. Gracias a la tecnología desarrollada por LambdaStream, elegir los contenidos que se quieren ver cuándo, dónde y cómo se desee dejará de ser ciencia ficción. 'La televisión a la carta es lo que diferencia la televisión que viene con respecto a la que conocemos', explican. Se acabó la televisión organizada en torno a una parrilla de contenidos por la que el espectador zapea y elige con qué se queda. 'El futuro implica ver lo que se desea en múltiples dispositivos de manera que lo importante sea el contenido, pero no la plataforma', precisan.

Lambdastream, que surgió como un grupo de base tecnológica vinculada a la Facultad de Informática de la Universidad de A Coruña, nació en 2003 con miras al inminente apagón analógico. Las cosas no les han ido mal. El año pasado facturaron dos millones de euros y se encuentran inmersos en pleno proceso de internacionalización. No en vano, ya cuentan con la colaboración de empresas asociadas que comercializan su tecnología en Dubai y en Suiza.

Nació en A Coruña con miras al inminente apagón analógico

La compañía la componen más de una treintena de personas, entre personal fijo y colaboradores, con un perfil muy dispar: informáticos, programadores o expertos en marketing. Pese a su juventud, se codean y rivalizan con las firmas más prestigiosas de su sector, 'empresas norteamericanas que cotizan en el Nasdaq'. Se definen como 'una compañía de I+D+i que pretende desarrollar tecnología de base muy innovadora' y, conscientes de que Internet ya no es sólo una oportunidad, sino que supone una realidad, se han decantado por la Red para desarrollar un modelo de negocio pionero. Su plataforma VoDKA permite distribuir vídeos bajo demanda en redes de cualquier tamaño.

A pesar de que consideran que la tecnología 'ya está madura', ven necesario seguir haciendo progresos. 'Tenemos que aprender y mejorar en función de la demanda de los consumidores. Enseñar al público que puede pedir contenidos y proporcionárselos', puntualizan.

No les cabe duda de que el futuro televisivo pasa por dejar de emitir sólo contenidos que interesan a una audiencia muy amplia, para programar otros muy específicos para comunidades más restringidas, 'pero muy fieles', y que están dispuestas a pagar por ese servicio. LambdaStream entiende que ese público potencial carece actualmente de oferta en la televisión tradicional. Y buscan su nicho.

«El futuro es ver contenidos en múltiples dispositivos»

Pero, la audiencia no será la única beneficiada con esta 'democratización de la televisión'. 'La inversión necesaria para montar una cadena convencional o una TDT es muy grande. En cambio, con proyectos configurables en función de la demanda a partir de una decena de miles de euros cualquiera puede tener una tele'. Como ejemplos, valgan la cadena del Deportivo de La Coruña (www.canaldeportivo.tv) o la del Ayuntamiento coruñés de Culleredo (www.culleredo.tv), ambas ideadas por LambdaStream.

Lo importante no es atender a mucho público, sino la nueva manera de hacerlo. 'Hay infinidad de asociaciones y clubes que organizan muchas actividades y que lo único que necesitan es grabarlas y publicarlas en la web, no necesitan una gran labor de producción. Se trata de una forma diferente de hacer contenidos que en calidad puede ser inferior, pero que cuenta con un gran valor añadido para la comunidad a la que va destinada'.

Además, para que la televisión democrática en el móvil sea una realidad, LambdaStream trabaja desde hace cuatro años en la tecnología europea DVB-H, que permitirá seguir cualquier emisión en el teléfono. 'Esta tecnología hace posible comenzar a ver, por ejemplo, un acontecimiento deportivo en el teléfono y después, al llegar a casa, seguir con la retransmisión en la tele o en el ordenador sin tener que volver a pagar por él'. Pese a los avances técnicos logrados, todavía es necesaria mucha promoción, 'enseñarle a la gente que se le puede ofrecer lo que quiera consumir'.

Una vez conseguida la tecnología, ahora sólo falta que las empresas de marketing y contenidos elaboren sus modelos de negocio y lo comercialicen.