Público
Público

El administrador concursal agiliza el proceso para que cobre la plantilla de Spanair

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El administrador concursal designado por el juez para la liquidación de Spanair está tramitando con la mayor celeridad posible el proceso para que los trabajadores de la aerolínea puedan cobrar cuanto antes las indemnizaciones y la prestación por desempleo.

El comité de empresa de Spanair ha sido informado hoy de algunos de los detalles de este proceso en la primera reunión que han mantenido en las oficinas de la compañía con el administrador concursal, en presencia de miembros de la dirección.

Al finalizar la reunión, que ha durado un par de horas, Jordi Mauri, el responsable en Spanair del sindicato mayoritario, USOC, ha explicado a los medios de comunicación que el encuentro ha servido para tranquilizarles ya que el administrador les ha asegurado que "está agilizando" el proceso.

Los trabajadores quieren acelerar la tramitación porque se encuentran en un "cierto limbo legal" ya que no están en paro, por lo que no cobran desempleo, pero tampoco están trabajando y en enero sólo cobraron 1.000 euros de la nómina.

Entre los principales obstáculos con que se encuentra la tramitación del proceso destaca en estos momentos la dificultad de localizar a cada uno de los 2.604 trabajadores de la compañía para conocer con exactitud cuál era su situación y su historial laboral.

Mauri ha afirmado que hacen una "valoración positiva" de esta primera entrevista y ha expresado su confianza en que el periodo de consultas del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de extinción pueda empezar ya la semana que viene.

"Estamos más tranquilos que ayer", ha señalado, tras apuntar que la principal preocupación de los trabajadores es "cobrar para sobrevivir".

Los trabajadores han vuelto hoy a requerir a la Generalitat que se implique más en el proceso de liquidación de Spanair y que asuma directamente el pago del dinero que se les debe de la última nómina, la correspondiente al mes de enero, de la que han cobrado sólo mil euros cada uno.