Público
Público

Admitida en Catalunya una iniciativa popular para prohibir las corridas de toros

Los promotores deberán acreditar 50.000 firmas en los próximos meses ante el Parlamento Catalán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Mesa del Parlamento catalán admitió hoy a trámite una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) para prohibir las corridas de toros. Los promotores deberán acreditar en los próximos meses un mínimo de 50.000 firmas.

Los promotores han presentado una proposición de ley de modificación del artículo 6 del texto refundido de la Ley de protección de los animales, en la que piden que se prohíban las corridas y los espectáculos que incluyan la muerte del animal, las banderillas y el estoque, así como los espectáculos taurinos de cualquier modalidad que se celebren en las plazas de toros o fuera de ellas.

Como excepción, admiten las fiestas con bueyes sin muerte del animal que se hagan en localidades donde tradicionalmente se celebran. La propuesta también contempla que el Govern compense económicamente a los propietarios de las plazas.

La propuesta también contempla que el Govern compense a los propietarios de las plazas

Antes de comenzar a recoger las firmas, los promotores deben presentar los pliegues correspondientes en la Comisión de Control de las Iniciativas Legislativas Populares. Esta comisión está integrada por tres magistrados del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), tres catedráticos de Derecho Constitucional o de Ciencia Política y tres juristas, todos de reconocido prestigio. Un letrado del Parlament es el secretario, con voz pero sin voto.

La comisión debe sellar y numerar las hojas y devolver los pliegues a los promotores, que tienen 120 días hábiles, ampliables a 60 más, para reunir las 50.000 firmas. Si lo lograran, comenzaría la tramitación parlamentaria, en la que los grupos pueden presentar enmiendas a la totalidad, y la Junta de Portavoces podría incluir en el orden del día de un pleno el debate de totalidad de la proposción.

Este debate en el pleno se iniciaría con la presentación de la iniciativa por parte de un miembro de la comisión promotora. Si la proposición superara el debate de totalidad, se seguiría tramitando en comisión y volvería al pleno para el debate y votación finales.