Público
Público

Los adolescentes optimistas se deprimen menos: estudio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Amy Norton

Los adolescentes optimistasen la vida serían menos propensos que los más pesimistas adesarrollar síntomas depresivos.

Un estudio sobre más de 5.600 adolescentes de Australiareveló que aquellos con una opinión más optimista de sí mismosy del mundo que los rodeaba eran menos propensos a tenersíntomas de depresión en el siguiente año.

Se desconoce si la causa era el optimismo y, lo másimportante, si es algo que se puede "enseñar" o si vale la penaintentarlo. Pero los autores opinan que los resultados instan aayudar a los adolescentes a manejar mejor sus reacciones, aveces dramáticas, a los altibajos de la vida.

"No sabemos por qué algunos adolescentes son más optimistasque otros y si el optimismo se puede enseñar", dijo el doctorGeorge C. Patton, de la University of Melbourne y del RoyalChildren's Hospital, de Australia.

Patton señaló que la tendencia de las personas a acumular,o no, lo positivo quizás se gesta en los primeros años de viday hasta estaría relacionada con la actitud de los padres.

El estudio, publicado en la revista Pediatrics, incluyó unseguimiento de 5.634 alumnos de Australia de entre 12 y 14 añosal inicio de la investigación.

Todos respondieron cuestionarios para medir la tendencia al"estilo de pensamiento optimista". Un cuarto tenía un nivel"muy alto" de optimismo: tendían a ver el mundo y a las otraspersonas tan buenas como ellos y sentían que tendrían un futurobrillante.

Esos adolescentes habían sido menos propensos a mencionarsíntomas depresivos al inicio del estudio.

El 15 por ciento de ese grupo obtuvo también puntajes losuficientemente altos en un cuestionario estandarizado quereveló por lo menos depresión leve, comparado con el 59 porciento de los varones y el 76 por ciento de las mujeres conoptimismo "muy bajo" y signos de depresión.

Lo más importante, para el equipo, fue que los adolescentesmás optimistas eran un 50 por ciento menos propensos que elgrupo con optimismo muy bajo a mencionar nuevos síntomasdepresivos al año siguiente.

Esto no prueba que el optimismo en sí proteja de ladepresión, pero se desconoce el origen de la relación.

Los autores analizaron si los adolescentes muy optimistashabían tenido pocas experiencias estresantes (muerte oenfermedad grave de un familiar o una separación) el añoprevio.

Pero el equipo observó que ese no era el caso: losadolescentes optimistas no reaccionaban mejor a los principalesestresores; esas experiencias estuvieron asociadas con unaumento del riesgo de desarrollar síntomas depresivos en todoslos adolescentes, sin importar sus niveles de optimismo.

FUENTE: Pediatrics, online 10 de enero del 2011