Público
Público

Adolescentes con sobrepeso necesitan hablar más con su médico

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Genevra Pittman

Un estudio realizado enCalifornia sugiere que, a menudo, los pediatras pasan por altooportunidades importantes para hablar sobre nutrición,ejercicio y cuestiones emocionales con los adolescentes quetienen sobrepeso.

Al conversar sobre estos problemas, los médicos podríanmodificar conductas no saludables antes de que sea demasiadotarde, según la autora principal, doctora Carolyn BradnerJasik. "Cuando los niños son obesos, esas conductas se afianzany todo es más difícil", expresó.

Su estudio demuestra que mientras los médicos les preguntana los niños obesos sobre la dieta y la actividad física, y cómoayudarlos a mejorar su salud, dejarían pasar esa oportunidadcon los adolescentes con sobrepeso.

"Hoy hay más consciencia de que la obesidad es unaenfermedad y cada vez más médicos comienzan a trabajar con lapoblación definida como obesa", dijo el doctor RandallStafford, de la Stanford University en California.

"Pero aún están abandonando a la población que está caminoa ser obesa", añadió.

Recientemente, el US Preventive Services Task Force y laAcademia Estadounidense de Pediatría señalaron que esa"pesquisa preventiva" tiene beneficios reales en el peso y lasalud infantil.

El equipo de Jasik, de la University of California en SanFrancisco, analizó los resultados de una encuesta telefónica aadolescentes de entre 12 y 17 años.

En el 2003, el 2005 y el 2007, el equipo le preguntó a másde 9.000 adolescentes sobre la altura, el peso y si, en laúltima consulta, el pediatra había conversado con ellos sobrenutrición, ejercicio y cuestiones emocionales, como ansiedad ydepresión.

Tras calcular el índice de masa corporal (IMC), el equipodeterminó si los adolescentes tenían peso normal, sobrepeso uobesidad.

Según el año, entre seis y ocho de cada 10 adolescentesdijeron que habían hablado sobre actividad física y nutriciónen la última consulta. Sólo dos o tres de cada 10 habíanhablado sobre "estrés emocional", según publica la revistaPediatrics.

Los adolescentes obesos fueron más propensos a decir quehabían conversado con sus pediatras sobre dieta y ejercicio, noasí los adolescentes con sobrepeso. Y con los años, según lasencuestas, los pediatras se volvieron menos propensos a hablarcon sus pacientes, incluidos los obesos, sobre esos problemas.

Jasik explicó que, durante la consulta con un adolescentenormal, los pediatras deben hacer algunas preguntas sobrealimentación, ejercicio y antecedentes familiares de obesidad.

Lo ideal es que "un niño con sobrepeso dedique entre 15 y20 minutos a pensar en su dieta y actividad física".

Pero la experta agregó que con las agendas completas de lospediatras, sería irreal pensar que se sientan a conversar concada paciente con sobrepeso u obesidad, en especial ahora queun tercio de los niños de Estados Unidos tiene sobrepeso uobesidad.

"Los pediatras no tienen 20 minutos en una consultapreventiva para esa consejería", dijo, y en la mayoría de loscasos el seguro de salud no cubre ese servicio ni elseguimiento.

"No es que los pediatras no quieran hacerlo", dijoStafford, que no participó del estudio. "Pero si tuvieran lasherramientas, el tiempo y les reembolsaran ese servicio, ladiferencia sería enorme", finalizó.

FUENTE: Pediatrics, online 18 de julio del 2011