Público
Público

Adolescentes de Texas sufrieron infarto tras fumar K2

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Frederik Joelving

Tres adolescentes de 16 añossufrieron un infarto tras fumar K2, una mezcla de hierbas yespecias unidas con sustancias químicas similares al cannabissintético, según informaron médicos de Texas.

No hay pruebas de que la droga haya causado los infartos,aunque los médicos lo sospechan.

"Muchos adolescentes sienten dolor torácico, pero muy pocostienen un infarto", dijo el doctor Colin Kane, cardiólogopediátrico del UT Southwestern & Children's Medical Center, enDallas. "Sospecho que había algo en la K2 que pudo causar estosinfartos", agregó.

K2 es una de las varias "marihuanas falsas" de uso comúnentre los jóvenes de Estados Unidos. Otras son Blaze, Spice yRed X Dawn.

Las hierbas y las especias están rociadas con sustanciasquímicas llamadas cannabinoides sintéticos, que imitan elefecto del cannabis natural.

La DEA prohibió en marzo último cinco de esas sustancias.La agencia federal explicó entonces que había recibidoinformación de centros de control de intoxicaciones, hospitalesy policías sobre los efectos de la K2 y productos similares.

"Los médicos de las salas de emergencia informan que losconsumidores de esas sustancias tienen efectos adversos graves,como convulsiones, ataques de ansiedad, aumento de lafrecuencia cardíaca y la presión, vómitos y desorientación",explicó la DEA.

El nuevo estudio publicado en la revista Pediatrics suma elinfarto a esa lista.

El equipo de Kane describe tres casos, todos deadolescentes varones, que llegaron al hospital por separado porun dolor torácico.

Un electrocardiograma y otros test revelaron que los treshabían tenido un infarto, aunque sin las enfermedades previasclásicas de los adultos, como la acumulación de placa en lascoronarias.

Al entrevistar a los adolescentes, los médicos descubrieronque los tres habían fumado K2 unos días antes del inicio de lossíntomas.

El equipo de Kane sugiere que la K2 podría haber provocadoespasmos pasajeros en las coronarias. Esto habría interrumpidoel flujo sanguíneo al corazón lo suficiente como para "matar"una porción del músculo cardíaco.

Desde entonces, hace un año, en el hospital de Kane no hubomás de estos casos.

"No sé si el consumo está bajando o si hubo algo especialcon este lote" de K2. El experto agregó que los corazones delos tres varones ya funcionan normalmente y no se debilitaron,de modo que habría sido una señal de alarma.

"El mensaje es que estos productos, como K2, Spice y otros,atraerían porque son accesibles, pero tendrían efectos adversospeligrosos", advirtió Kane.

FUENTE: Pediatrics, online 7 de noviembre del 2011