Público
Público

La AEB cree que un euro a dos velocidades significa romperlo

La patronal de banca cree que el nuevo Gobierno no tendrá ni cien días para plantear su programa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La idea que estarían manejando Alemania y Francia de implantar dos áreas diferenciadas dentro de la zona del euro no ha gustado en casi ningún rincón de Europa. Y mucho menos a la patronal española de banca, la AEB, cuyo presidente, Miguel Martín, aseguró ayer que poner en práctica ese modelo supondría que 'nos hemos cargado el euro'. 'Un euro a dos velocidades no es compatible con las normas actuales' y requeriría un cambio de tratados que, a su juicio, no debería hacerse ahora, sino cuando haya pasado la crisis. En todo caso, esa modificación de las leyes europeas nunca debería llevar a esa diferenciación entre países, defendió Martín, porque una ruptura sería 'traumática, caótica y de consecuencias difíciles de prever'.

Para superar esta 'gran de-silusión' que el euro le ha supuesto por sus 'errores de diseño', Martín propone que se dé al Banco Central Europeo potestad para comprar deuda soberana y que se haga ya, aunque las leyes no lo permitan, porque se trata de una 'circunstancia excepcional' para evitar el 'descarrilamiento del euro'.

Martín, eso sí, admite que esto sólo puede hacerse si los estados miembros hacen sus deberes. Y eso lo decía por Grecia e Italia, pero también de alguna forma por España, a cuyo nuevo Gobierno exigió que presente un programa 'realista' y que lo haga muy rápido. 'No va a tener ni los cien días habituales para explicarse', dijo el presidente de la AEB en su intervención en el Forum Europa. 'Estoyseguro de que va a hacer un buen programa, porque si no se lo van a hacer desde fuera', dijo, y añadió que 'no hay alternativa a hacer los deberes'. Y su propuesta es muy dura para los ciudadanos, porque lo que proclama es que, tras hacer un gran pacto nacional, se acometa una 'devaluación interna', que en la práctica supone rebajar sueldos y precios para ganar en competitividad y conseguir que la economía crezcapor medio de exportaciones.

Por otra parte, el presidente de Liberbank, Manuel Menéndez, aseguró ayer en un encuentro organizado por la Apie que sus planes son ahora captar inversores privados para la entidad, para posteriormente salir a Bolsa y después plantearse posibles fusiones. Antes, no quiere.