Público
Público

AENA acusa a los controladores de usar triquiñuelas para incumplir el acuerdo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA), Juan Lema, se mostró hoy sorprendido por la decisión de los controladores de levantarse de la mesa de negociación del II Convenio y les acusó de usar "triquiñuelas" para no cumplir el acuerdo de mínimos alcanzado el 13 de agosto.

En declaraciones a EFE, Lema dijo que AENA se enteró por los medios de comunicación de la decisión del Sindicato de Controladores Aéreos (USCA) de abandonar las negociaciones, ya que un día antes las dos partes habían intercambiado propuestas sobre la masa salarial y habían quedado para el próximo jueves.

Según el presidente de AENA, los portavoces de USCA han declarado recientemente que "han firmado un mal acuerdo", lo que hace sospechar al ente público que "no quieren cumplirlo".

También es "sospechoso", a juicio de Lema, que los conflictos aparezcan siempre ante la llegada de un puente. "Queremos creer que son casualidad", apuntó. De no ser así, añadió, habría que volver a a hablar de huelgas encubiertas.

El presidente de AENA explicó que están llegando protestas de algunas compañías aéreas por retrasos en sus operaciones.

Para Lema, "cuando no se lleva a cabo el trabajo con la normalidad operativa es cuando podemos hablar de una huelga encubierta".

El conflicto abierto ahora gira en torno a la contratación de los 47 alumnos que han terminado el curso de controladores en SENASA el pasado mes de julio. USCA exige que se les contrate inmediatamente alegando que estaba previsto en el acuerdo del 13 de agosto.

Lema mostró de nuevo su sorpresa y dijo que en ningún punto del acuerdo se recoge esta obligación. No obstante, precisó que, en su opinión, la base del conflicto no es la contratación de estos alumnos, sino que USCA quiere que se haga con las condiciones que ellos plantean.

El presidente de AENA aseguró que se les va a contratar -"de eso no hay duda", dijo-, pero no con un salario de 200.000 euros, porque "no se puede pagar igual a quienes se incorporan ahora mismo que a los que llevan más tiempo".

Lema dejó claro que AENA está cumpliendo el acuerdo firmado en agosto que, a su juicio, "no fue malo" porque las dos partes han salido ganando.

Según Lema, el acuerdo permite a AENA alcanzar los objetivos de eficacia fijados por la Ley de Navegación Aérea y USCA ha conseguido flexibilizar la jornada.