Público
Público

La AEPD detecta vacíos en la ley contra la publicidad telefónica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un 53 por ciento de los operadores utilizan las guías telefónicas para seleccionar destinatarios para realizar campañas de publicidad y sólo un 1 por ciento de los usuarios ejerce su derecho de de no ser objeto de prácticas comerciales, según la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD).

En el caso de los teléfonos móviles, estas prácticas se realizan seleccionando a los usuarios en función de los rangos de numeración de móviles asignados a los operadores.

El organismo destacó que existe un vacío legal a la hora de sancionar estas prácticas, ya que cuando se utilizan números sin asociarlos a ninguna persona concreta, no es posible aplicar la Ley Orgánica de Protección de Datos, según ha establecido la Audiencia Nacional.

Además, la AEPD especificó que la Ley General de Telecomunicaciones no contempla una infracción específica para este tipo de llamadas y que los mecanismos de protección para los usuarios de móviles son a menudo ineficaces, ya que no existen listas de exclusión.

Con respecto a la publicidad por SMS, el organismo indicó que a pesar de que las operadoras cumplen la normativa, referida a dirigirse sólo a sus clientes con mensajes sobre servicios ya contratados o relacionados, los usuarios reclaman que reciben publicidad de entidades por la cuales no tienen relaciones contractuales.

Por último la AEPD aconsejó que en el caso de recibir llamadas de parte del propio operador de los usuarios comuniquen a la empresa su oposición a estas prácticas y que si las campañas se dirigen a un número fijo los clientes ejerzan su derecho a ser dado de baja en la lista telefónica.

En el caso de ser afectados por campañas aleatorias, el usuario sólo puede comunicar en el momento al teleoperador su deseo de no ser contactado.

Con respecto a las campañas por SMS, la AEPD recomienda ser prudentes, no responder a gangas ni a mensajes de números desconocidos y ser concientes de que al darse de alta en un servicio un usuario puede pagar por recibir mensajes.