Público
Público

El aeropuerto de Barajas reanuda su actividad con restricciones

Miles de pasajeros se han visto afectados por la suspensión de todas las operaciones en el aeropuerto madrileño durante más de cinco horas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Tras una mañana en la que el aeropuerto de Madrid-Barajas se ha visto obligado a suspender todas las operaciones de salida y aterrizaje de vuelos debido a la intensa nevada caída en Madrid, pasadas las 16 horas ha comenzado a permitir las salidas de los primeros vuelos y a media tarde ha dado luz verde a los aterrizajes previstos.

Las operaciones de despegue se han reanudado a las 16.40 horas con una ruta de Finnair a Helsinki después de que a las 11.30 horas se suspendieran los vuelos en las instalaciones debido a los problemas causados por la nieve, que han obligado a desviar 52 aviones.

Fuentes de AENA han informado de que está previsto reanudar también los aterrizajes en torno a las 18.00 horas. A pesar de la reanudación de los despegues, el aeropuerto ha impuesto regulaciones en la pista abierta, la 36L-18R, es decir ha reducido el número de movimientos que permite operar a la hora, que en circunstancias normales es de 49 salidas. Hasta que se suspendieron los vuelos, Barajas sólo había logrado operar 268 de los 1.205 vuelos programados para hoy.

Durante las más de cinco horas en que Barajas no ha tenido tráfico aéreo se han dejado de operar unos 500 vuelos, según han informado a Efe fuentes aeroportuarias, que prevén 'una tarde complicada y problemas en las rotaciones de aviones y tripulaciones que se prolongarán durante el fin de semana'.

Centenares de viajeros se agolpan ante los mostradores de las compañías para demandar información y canjear sus pasajes, tras comprobar que sus vuelos han sido cancelados o después de haber sido desembarcados de los aviones.

En los accesos por carretera al aeropuerto de Barajas se registran problemas, por lo que AENA recomienda a los pasajeros que utilicen el metro para llegar a las instalaciones, así como a las personas que tengan previsto recoger viajeros que se pongan en contacto con las compañías o llamen al número de teléfono 902 404 704.

Los pasajeros comentaban esta mañana las enomes dificultades que han encontrado para llegar al aeropuerto, como relataba Enrique, que tardó 'tres horas y media en llegar a Barajas desde Segovia' y se encontró con su vuelo a Palma de Mallorca cancelado.

Pero los bloqueos en los accesos a Barajas no sólo han afectado a los viajeros, sino que hay decenas de tripulantes que no han podido llegar al aeropuerto, lo que puede complicar aún más las cosas cuando se consiga reanudar la operatividad.

Según fuentes de AENA, cuando comenzó la tormenta de nieve, en torno a las 08,15, el aeropuerto madrileño empezó a aplicar glicol para el deshielo de los aviones, puso en marcha las máquinas quitanieves y avisó a las compañías para que adoptaran las medidas pertinentes.

Las fuentes han asegurado que las labores de deshielo y de limpieza de la nieve se realizaban con dificultades, por lo que a las 10,30 se suspendieron las operaciones. Esto se debió a la falta de visibilidad y a los problemas en rodadura, donde había deslizamientos y problemas en los frenados.

Desde el Ayuntamiento de Madrid y desde AEN se recomienda que los que todavía se tienen que desplazar al aeropuerto lo hagan en transporte público, en concreto en la línea 8 de Metro, ya que el tráfico por carretera sigue siendo muy complicado en las salidas de Madrid.