Público
Público

El aeropuerto de Fráncfort y Lufthansa quieren parar la huelga judicialmente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La sociedad gestora del aeropuerto de Fráncfort, Fraport, y la compañía aérea alemana Lufthansa quieren prohibir judicialmente la huelga, que ha sido extendida a los controladores aéreos.

Fraport y Lufthansa van a solicitar un recurso de urgencia en el Tribunal de Trabajo de Fráncfort para impedir la huelga, que ha sido extendida a los controladores aéreos el miércoles.

Un portavoz de Fraport dijo que la convocatoria de huelga es "desproporcionada" y que los efectos en el tráfico aéreo serán demasiado grandes.

El Sindicato de Seguridad Aérea alemán (GdF, en sus siglas en alemán) ha ampliado para el miércoles la huelga que secundan desde hace dos semanas unos 200 controladores de tierra a los controladores aéreos, con carácter solidario.

El sindicato ha convocado a una suspensión total de sus actividades laborales a los operarios de la torre de control de Fráncfort entre las 05.00 y las 11.00 hora local (04.00 y 10.00 GMT) de mañana.

Además, el sindicato del sector de servicios Verdi quiere convocar en los próximos días paros espontáneos en los aeropuertos berlineses de Tegel y Schönefeld para presionar en la negociación del convenio colectivo de 1.500 empleados en Berlín.

"No empezamos con la maza más fuerte pero se llegará a las huelgas", dijo el líder de las negociaciones del sindicato Verdi, Jens Gröger.

La huelga de los controladores de tierra en el aeropuerto de Fráncfort, ahora extendida a los controladores aéreos, ha obstaculizado en tráfico aéreo en Alemania desde hace dos semanas.

Verdi pide un aumento salarial del 4 % para los 1.500 empleados encargados de la custodia de pasajeros y equipajes, que cobran entre 1.449 y 2.300 euros brutos mensuales.

El sindicato está dispuesto a aceptar un aumento del horario laboral, lo que conduce prácticamente a una renuncia a las exigencias de aumento salarial, algo a lo que se opone Globeground, la empresa que gestiona los servicios en tierra en los dos aeropuertos berlineses.