Público
Público

Afectado por cólera, Haití necesita enfermeros y médicos: ONU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Pascal Fletcher

Haití necesita un aumento deenfermeras y médicos extranjeros para combatir las muertes poruna creciente epidemia de cólera que una operación de ayudainternacional lucha por controlar, dijo la máxima funcionariahumanitaria de Naciones Unidas.

Se necesitan cerca de 1.000 enfermeros profesionales y almenos 100 médicos más con urgencia para controlar la epidemia,que golpeó a la empobrecida nación caribeña, meses después deun destructivo terremoto.

El brote dejó más de 1.400 haitianos en cinco semanas y lacifra crece en decenas cada día.

"Claramente necesitamos hacer más", dijo a Reuters ValerieAmos, la subsecretaria general para Asuntos Humanitarios,durante una visita a Puerto Príncipe para aumentar la escala yurgencia de la respuesta al cólera.

"Pero no se trata sólo de dinero, es de personas, entérminos de tener más doctores, enfermeros, más personas quepuedan ayudar con el generar conciencia y transmitir lainformación", dijo en una entrevista a última hora del martesen la base logística de Naciones Unidas en Puerto Príncipe.

La cifra real de muertos sería cercana a 2.000, segúnfuncionarios de la ONU. Cientos de miles de haitianos podríancontagiarse, agregan, y la epidemia podría durar un año,complicando la recuperación del terremoto del 12 de enero.

Amos dijo que Naciones Unidas conversará con países yorganizaciones humanitarias con el potencial de suministrarrápidamente personal médico, por ejemplo Cuba, que ya tiene aunos 400 doctores y otros empleados de la salud en Haití.

Pese a la crisis de salud, Haití sigue adelante con laselecciones presidenciales y legislativas del domingo, mientrasla ONU y grupos humanitarios intentan desesperadamente combatirla crisis de cólera.

Los hospitales y centros de tratamiento en todo el paísestán abarrotados de pacientes con la enfermedad y muchos delos enfermos son tratados en jardines y tiendas de campaña.

También se necesita con urgencia personal adicional paralas campañas de información sanitaria y para ayudar a lasunidades de rehidratación oral, que el Gobierno y sus socioshumanitarios intentan establecer en todo el país.

"Tenemos que controlar el brote y tenemos que bajar elporcentaje de personas que muere, y debemos hacerlo como algourgente", declaró Amos.

De no recibir tratamiento, la enfermedad diarreica causa lamuerte en horas, pero con un diagnóstico temprano puede sertratada con facilidad rehidratando al afectado.

"Se me dijo que no ha llegado a su punto máximo todavía,que empeorará antes de que mejore", agregó Amos.

Haití, el estado más empobrecido del hemisferio occidental,ha sido afectado por múltiples emergencias sucesivas este año:el terremoto en enero, el brote de cólera desde mediados deoctubre y un huracán que destrozó los cultivos y llevóinundaciones a inicios de noviembre.

Todas esas situaciones lo colocaron en el primer lugar delas prioridades de la misión humanitaria de Naciones Unidas,comentó Amos.

Funcionarios de la ONU dijeron que la respuestainternacional al llamado del organismo por 164 millones dedólares para la respuesta al cólera ha sido insuficiente.

Gran parte de la infraestructura sanitaria de Haití quedódestrozada por el terremoto del 12 de enero, que dejó más de250.000 muertos, principalmente en la capital, diezmando lasfilas del servicio público gubernamental.