Público
Público

Afectados por la Hipoteca ocupan un bloque de 40 pisos en Sabadell

El edificio nunca ha estado habitado y es propiedad de Caixa Penedès, que se lo adjudicó tras la incapacidad de los promotores de vender los pisos, que llevan cuatro años vacíos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) han ocupado hoy un bloque de obra nueva de 40 viviendas en la ciudad de Sabadell (Barcelona).

El edificio, que está situado en la calle Sant Ferran, nunca ha estado habitado y es propiedad de Caixa Penedès -grupo Banco Mare Nostrum-, que se lo adjudicó en subasta tras la incapacidad de los promotores de vender los pisos, que llevan cuatro años vacíos, según han explicado hoy portavoces de la PAH. Más de un centenar de personas han participado en esta ocupación, la tercera que lleva a cabo la PAH en Sabadell.

En estos pisos pasarán hoy ya la noche algunas familias que están a punto de perder su vivienda o que han tenido que entregarlo al banco ante la imposibilidad de hacer frente a la hipoteca. 'Lamentamos tener que hacer estas cosas, pero no tenemos más recursos', ha señalado en declaraciones a los medios Pau Llonch, portavoz de la PAH en Sabadell.

Albert Jiménez, otro miembro de la PAH, ha afirmado que esta acción forma parte de la campaña de ocupaciones impulsada por la plataforma para dar respuesta a la necesidad social de falta de vivienda que existe en España, donde cada día se producen una media de 115 desahucios.

'La entidad financiera tenía retenidas 40 viviendas vacías, cogiendo polvo y degradándose, en una ciudad que tiene familias con niños pequeños en la calle', ha apuntado Albert Jiménez. La PAH asegura que las primeras familias que se instalarán en estos pisos son las que se encuentran en una situación de 'extrema necesidad', aunque el edificio 'se irá llenando con el tiempo'.

Durante la ocupación se han personado en el inmueble varias dotaciones de los Mossos d'Esquadra, que han amenazado con desalojar el bloque, según la PAH. 'Pero parece que el sentido común se ha impuesto y se han comprometido a no desalojar el edificio, así que estamos tranquilos', ha precisado Jiménez.