Público
Público

Afectados por las hipotecas exigen que la vivienda deje de ser negocio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ciudadanos convocados en 41 ciudades españolas por la Plataforma de Afectados por las Hipotecas (PAH) y apoyados, entre otros, por el Movimiento 15-M y Democracia Real Ya han pedido hoy la paralización de los desahucios y que la vivienda deje de ser un negocio, para pasar a ser un servicio público.

La mayoría de estas manifestaciones se han convocado a las 18:00 horas y en ellas cientos de ciudadanos han solicitado que se cumpla el derecho a la "vivienda digna" tal y como recoge la Constitución.

En Madrid, en una marcha que ha arrancado a las puertas del Banco de España, en la Plaza de la Cibeles, y a la que han acudido cerca de 500 personas, los manifestantes han portado una pancarta en la cabecera en la que se podía leer: "no más familias en la calle".

Además del sonido de una "batucada", se han podido oír cantos y gritos de: "un banquero se balanceaba sobre la burbuja inmobiliaria y como no se caía fue a llamar a otro banquero, dos banqueros se balanceaban en la burbuja inmobiliaria y como se no caían...".

Los convocados, que han llegado hasta la Puerta del Sol por la calle Alcalá, que fue cortada por la Policía, han advertido al gobierno que salga de las urnas el 20 de noviembre que no pararán hasta conseguir sus peticiones porque son "millones los afectados".

"Que tengan claro que no vamos a parar hasta conseguir las reivindicaciones porque estamos hablando de millones de familias que se están quedando en la cuneta", ha señalado Chema Ruiz, portavoz de la PAH.

En este sentido, ha solicitado una modificación de la legislación hipotecaria, que contemple la regulación de la dación en pago con carácter retroactivo -al entregar la vivienda que se cancele la deuda- y que el Estado se quede con "las millones de viviendas vacías que existen y las dedique a alquiler social".

Según datos facilitados por Ruiz, en el primer trimestre del año ha habido 16.000 desahucios en España y hay, además, un millón y medio de expedientes de ejecución hipotecaria.

Por su parte, Manuel Pardos, presidente de Adicae (Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros de España), ha asegurado que el Parlamento ha demostrado su "inanidad" en esta materia.

De ahí, ha proseguido, que su asociación haya presentado al Gobierno una moratoria por tres años de embargos hipotecarios.

La portavoz de vivienda de IU en la Asamblea de Madrid, Marisa Moreno, ha denunciado en una nota que el problema "empezó con aquella ley del PP que decía que todo el suelo era urbanizable, y las consecuencias fueron dramáticas".

En Valladolid, unos 150 "indignados" han exigido que se cumpla el derecho a una vivienda digna tal como recoge la Constitución y han denunciado el abuso de las hipotecas, bajo el lema: "Por una vivienda digna. Stop desahucios".

En Salamanca, cerca de 200 personas se han movilizado y han propuesto la "paralización y retardo de los desahucios", así como "la renegociación con las entidades bancarias y acciones legales contra éstas, alquiler social e impuesto a las viviendas vacías".

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca en La Rioja ha fijado en una veintena el número de desahucios o ejecuciones hipotecarias que se registran al mes en la comunidad autónoma.

En Valencia, en cuya comunidad calculan que al día se producen unos 72 desahucios, un grupo de manifestantes ha reclamado la moratoria de desahucios en tiempos de crisis y ha pedido al Gobierno que fomente el alquiler social y no desperdicie viviendas.