Público
Público

África boicotea los diálogos climáticos de la ONU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Naciones africanas boicotearon el martes los diálogos climáticos de la ONU, como protesta para instar a países ricos a fijar mayores reducciones de sus emisiones de gases efecto invernadero para el 2020 dentro de un pacto global a ser acordado el próximo mes.

Algunas de las reuniones para evaluar la prolongación del Protocolo de Kioto de la ONU, que busca reducir los niveles de dióxido de carbono -uno de los dos caminos para un nuevo pacto climático previsto para el próximo mes en Copenhague- fueron canceladas por protestas en el marco de la conferencia programada del 2 al 6 de noviembre en Barcelona.

"África cree que los otros grupos no están tomando los diálogos con suficiente seriedad ni con la urgencia necesaria", explicó Kabeya Tshikuku, de la delegación de la República Democrática del Congo.

El actual acuerdo de Kioto obliga a todas las naciones industrializadas, excepto a Estados Unidos, a reducir sus emisiones de gases efecto invernadero hasta el 2012.

Sin embargo, países en desarrollo argumentan que la clave para cualquier nuevo acuerdo en Copenhague es establecer mayores reducciones para el 2020 por parte de naciones desarrolladas que las que han ofrecido hasta el momento.

"La presidencia está realizando consultas sobre el horario de las reuniones (...) bajo el Protocolo de Kioto", precisó un comunicado.

Varias reuniones fueron canceladas el lunes por la noche después de las manifestaciones, lideradas por países que incluyen a Etiopía, Argelia y Gambia. Una serie paralela de diálogos sobre compromisos de otras naciones que incluyen a Estados Unidos fueron realizadas con normalidad.

Naciones africanas acusan a países ricos de no hacer suficiente para combatir el cambio climático, el cual probablemente afectará más a países pobres con más hambruna y escasez de agua en África, desencadenando inundaciones, sequías, olas de calor y aumentando el nivel de los mares.

Además países en desarrollo argumentan que naciones ricas están intentando acabar con el Protocolo de Kioto, al fusionarlo con un pacto global más amplio, lo que ven como un intento por forzar a países pobres a hacer más.

"Ellos (los países africanos) no se han retirado. Están diciendo, centrémonos en los temas reales, que son metas para países desarrollados", explicó Alf Wills, jefe de la delegación de Sudáfrica.

"Estamos consiguiendo tácticas de dilación, temas técnicos", agregó sobre los diálogos de países ricos.

Hasta el momento, países desarrollados están ofreciendo reducir para el 2020 sus emisiones entre un 11 a un 15 por ciento por debajo los niveles registrados en 1990.

Pero, muchas naciones en vías de desarrollo argumentan que las reducciones debieran ser de al menos un 40 por ciento para evitar lo peor del cambio climático.