Público
Público

¿Podría África producir su propio "Slumdog Millionaire"?

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El equivalente africano del Oscar, el Semental Dorado de Yennenga, ha sido entregado a una película sobre el sangriento pasado de Etiopía.

Sin embargo, el reconocimiento de Hollywood continúa fuera del alcance para gran parte de los cineastas africanos, que exhibieron la semana pasada sus producciones en el festival de cine regional FESPACO en Burkina Faso.

Directores y productores africanos compiten contra la falta de financiación, las pocas instalaciones para el trabajo de edición y los obstáculos que complican la distribución de su material, a la vez que disminuye el número de salas de cine en todo el continente.

El ganador de la edición número 40 de FESPACO, "Teza", tardó 14 años en terminar su largometraje, aunque contó con la ayuda de la productora estadounidense del director Haile Gerima, además de aportaciones de una empresa alemana y donantes franceses.

Los cinéfilos africanos han destacado el potencial de películas basadas en el mundo en vías de desarrollo después del éxito de "Slumdog Millionaire", un alentador filme sobre los residentes en los barrios pobres de India dirigido por el británico Danny Boyle.

La película arrasó en la ceremonia de los Oscar en febrero, obteniendo ocho estatuillas, entre ellas la de Mejor Película, y acumulando más de 200 millones de dólares en ventas de taquilla a nivel internacional.

"Muchas personas se han preguntado por qué 'Slumdog Millionaire' recibió un Oscar, pero no 'Teza'", dijo a Reuters una productora del filme y hermana del director, Selome Gerima, después del triunfo de la película.

"Esta película ha obtenido muchos premios y desde luego es suficientemente buena", añadió.

DESAFIANDO ESTEREOTIPOS

Eso no significa que las producciones africanas no lo pueden lograr.

El filme sudafricano "Tsotsi" (Ladrón) ganó un Oscar a la mejor película extranjera en 2006. Pero muchos críticos señalan que la aclamación de aquella película en Hollywood, que retrata a gángsters y la pobreza en una localidad de Johannesburgo, estimula la creación de estereotipos negativos sobre el continente.

"Hollywood (...) representa a los africanos como proxenetas, prostitutas y policías drogadictos", dijo el director sudafricano Zola Maseko, que llevó hace cuatro años a FESPACO su trabajo dramático "Drum", sobre un periodista negro que hace campaña contra la segregación racial.

"Tenemos que ser cuidadosos sobre la manera en que miramos a 'Slumdog'. Me preocupa que un filme sobre India sea hecho por un director de Occidente", manifestó.

Las producciones africanas han sido frecuentemente criticadas por alimentar el estereotipo de una aldea del desierto con influencia francesa, sin la velocidad ni la competitividad necesaria para que sus películas se enfrenten a los rápidos largometrajes de drama y acción de Hollywood.

Pero, a pesar de su estilo y ritmo, a los filmes africanos no les hace falta seguidores en casa.

En la calurosa capital de Burkina Faso, Ugudugú, los cinéfilos esperan hasta tarde por la noche en las tres entradas del Cine Burkina por la oportunidad para ver a la película ganadora del FESPACO.

La pregunta es si los estadounidenses están preparados para hacer lo mismo con una producción hecha en África.

"Será muy difícil que uno de mis filmes encuentre un apoyo en Hollywood", dijo Maseko. "Pero los estadounidenses acaban de votar a Barack Obama, así que quizá están preparados para ver a África a través de ojos africanos", señaló.