Público
Público

Los afroamericanos en geriátricos corren más riesgo de escaras

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Genevra Pittman

Los afroamericanos que vivenen residencias para ancianos son más propensos que los blancosa desarrollar úlceras por presión, de acuerdo a un nuevoestudio.

Los resultados sugieren que las disparidades se debenprincipalmente a las diferencias en el servicio prestado porlos hogares con mayoría de pacientes afroamericanos o blancos,y no a que las residencias estén necesariamente dando un mejorcuidado a los blancos que a los negros, dijo el equipo.

"En general, los hogares de ancianos carecen de recursosapropiados", indicó el autor del estudio, Yue Li, de laUniversity of Iowa. En los centros con mayoría de pacientesafroamericanos, "los problemas son particularmentepronunciados", agregó.

De acuerdo a los investigadores, es importante tener elpersonal necesario para vigilar que no se desarrollen escaras.

Li indicó que estudios previos sugirieron que losafroamericanos que viven en residencias para ancianos sufrenmás úlceras por presión, o escaras, que sus pares blancos.

Junto a su equipo, analizó si los recientes esfuerzos paramejorar el cuidado de la salud en los hogares de ancianos,liderados por los Centros para los Servicios de Medicare &Medicaid, ayudaron a abordar esa disparidad.

Por eso investigaron datos del 2003 al 2008 de más de12.000 residencias para mayores en Estados Unidos, estudiandouna muestra de alrededor de 2,5 millones de pacientes que eranconsiderados en alto riesgo.

Con el tiempo, la tasa general de úlceras por presión seredujo en aquellos pacientes. Sin embargo, los residentesafroamericanos eran más propensos a desarrollar las escaras quelos blancos.

La probabilidad de sufrir una lesión de este tipo cayó del17 por ciento al 15 por ciento en los pacientes negros,mientras que se redujo del 11 al 10 por ciento entre losresidentes blancos en el período 2003-2008.

Cuando Li y sus colegas miraron más detenidamente lasdiferencias entre los centros, encontraron que tanto losresidentes negros como los blancos eran más propensos a sufriruna úlcera por presión en los hogares con un mayor porcentajede pacientes negros que en aquellos con mayoría de blancos.

Eso podría deberse a un número de razones, dijo NancyBergstrom, del Centro de Ciencia de la Salud de la Universityof Texas, en Houston, quien escribió un editorial acerca delestudio en el Journal of the American Medical Association.

Por ejemplo, las residencias de ancianos con más pacientesafroamericanos podrían no estar tan bien financiadas o podríanno tener la cantidad suficiente de empleados.

Bergstrom agregó que el tiempo que las enfermeras pasan conlos pacientes y su conocimiento sobre los procedimientos paraprevenir las escaras, como hacer que los residentes en camasean movilizados con frecuencia para redistribuir su peso, sonfundamentales para lograr mejores resultados.

Y si bien algunos centros tienen buenas enfermeras queperduran durante años, otros tienen altas tasas de recambio,indicó.

"La antigüedad, el entrenamiento y la estabilidad delpersonal en las residencias para ancianos (...) son esencialespara mejorar el servicio", dijo a Reuters Health. "Es difícilestablecer normas y ofrecer un buen cuidado cuando hay alguiennuevo todo el tiempo", enfatizó.

FUENTE: Journal of the American Medical Association, juliodel 2011