Publicado: 28.02.2014 13:53 |Actualizado: 28.02.2014 13:53

La agencia Moody's sube la nota a diez autonomías

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La agencia de calificación Moody's ha subido entre uno y dos escalones la nota de la deuda soberana de País Vasco, Castilla y León, Galicia, Madrid, Extremadura, Andalucía, Castilla-La Mancha, Cataluña, Murcia y Comunidad Valenciana, a las que además ha elevado a positiva la perspectiva.

Se trata de todas las comunidades autónomas que Moody's analiza y sobre las que emite calificaciones, a las que se suma la ciudad de Barcelona, a la que también ha mejorado nota y perspectiva.

La agencia ha explicado en un comunicado que esta mejora sigue a la subida de nota de la deuda soberana de España del pasado viernes, a la que elevó de Baa3 a Baa2, situándola dos escalones por encima del bono basura.

Moody's justifica el cambio en que las calificaciones de las autonomías están en "fuerte relación" con la de España, porque si mejoran las variables macroeconómicas y las condiciones del mercado financiero para el país, también mejoran para las regiones, y porque entiende que el Gobierno central va a mantener los mecanismos necesarios para que las comunidades tengan liquidez suficiente.

La ciudad de Barcelona ha quedado al mismo nivel que España, gracias a "una buena gestión presupuestaria y sólidos fundamentos financieros"Tras la subida, el País Vasco vuelve a quedar un escalón por encima de España al pasar de Baa2 a Baa1, en tanto que Castilla y León, Galicia, Madrid y la ciudad de Barcelona pasan a tener la misma que España (Baa2).

Extremadura, Andalucía, Castilla-La Mancha, Cataluña, Murcia y la Comunidad Valenciana se quedan entre uno y tres escalones por debajo. En el caso del País Vasco, la agencia explica su decisión en el hecho de que cuenta con un régimen fiscal propio, lo que le da "suficiente resistencia" frente a los riesgos crediticios que puedan afectar al país.

Asimismo, Moody's espera que la reforma fiscal que se llevará a cabo en 2014 "dará lugar probablemente a un aumento significativo en su recaudación tributaria".

De Castilla y León, Galicia y la Comunidad de Madrid, la agencia destaca su "mejor desempeño fiscal y financiero" respecto al resto de autonomías calificadas por Moody's, ya que considera que tienen el déficit "bajo control" y que su endeudamiento, aunque está aumentando, todavía se sitúa por debajo del promedio de las autonomías.

Además, explica que la actualización también refleja la mejora significativa de las condiciones del mercado de capital que estas comunidades han experimentado en los últimos meses, lo que les ha permitido emitir bonos en los mercados financieros, con tasas de interés más bajas y plazos más largos.

También la ciudad de Barcelona ha quedado al mismo nivel que España, gracias a "una buena gestión presupuestaria y sólidos fundamentos financieros", lo que le da una "alta capacidad de autofinanciación y, en consecuencia, una carga de la deuda limitada", si bien no cuenta con suficiente flexibilidad financiera como para tener una nota por encima de la deuda soberana española.

De las autonomías que se quedan por debajo de la nota de España, Extremadura es la que tiene mejor calificación (Baa3), con lo que escapa del bono basura gracias a que "ha mejorado significativamente la posición fiscal y de liquidez y sus niveles de deuda, bajos en comparación con sus pares nacionales".

Además, Moody's considera que esta comunidad "se beneficiará de las mejora de las condiciones del mercado de capitales para las regiones españolas en el año 2014". A pesar de la mejora, todavía se quedan en niveles de bono basura la deuda de Andalucía, Castilla-La Mancha, Cataluña, Murcia y Comunidad Valenciana.

Según la agencia, la subida de la nota de estas regiones responde a la mejora de la economía en general y al previsible apoyo que el Gobierno les seguirá prestando a través de los diferentes instrumentos de liquidez y porque cada vez tienen más opciones de financiación en los mercados.

Moody's cree que es probable que siga existiendo el Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) mientras las comunidades sigan teniendo dificultades financieras y para cumplir las metas fiscales.