Público
Público

Una agencia de publicidad contrata a la 'restauradora' del Ecce Homo de Borja como directora creativa

Los responsables de la agencia Milvueltas ha abierto una delegación en Borja y le han creado una cuenta de Twitter para escuchar sus consejos y opiniones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cecilia Giménez, la mujer de 80 años de Borja (Zaragoza) que saltó a la fama mundial por la restauración fallida del Ecce Homo del santuario de su localidad, ficha por una agencia de comunicación que opera a nivel nacional.

Los responsables de la agencia Milvueltas consideran a Giménez responsable de la 'mejor campaña de marketing del año' y un 'fenómeno mundial' que ha traspasado fronteras' con una icónica imagen que ha protagonizado cabeceras informativas y ocupado espacios en internet, según un comunicado.

'Cuando vinieron a mi casa, los vi tan majos (contentos) y tan ilusionados que les dije que sí. Luego ya me explicaron lo que era el mundo de la publicidad', asegura Cecilia.
Además, aseguran ser 'conscientes' de la dificultad que entraña el diseño de una estrategia de mercadotecnia de tanto éxito, por lo que se han decidido a incorporar a Giménez como directora de Arte para 'nutrir a los creativos de la agencia con su sabiduría y su pasión por el arte'. Dada la avanzada edad de la 'restauradora', la agencia ha abierto una delegación en Borja, a la que se han trasladado varios creativos del equipo a fin de escuchar sus consejos y opiniones.

La agencia también creó una cuenta de Twitter (@EcceCecilia) a su nueva directora 'para poder contaros mi experiencia como Directora de Arte', dijo Giménez en su biografía de la red social. Hasta ahora ha tuiteado 60 mensajes, respondiendo algunas preguntas de los tuiteros.'Estoy aprendiendo mucho con ellos. Y estoy muy ilusionada. Me lo estoy pasando muy bien', dijo Giménez. 'Al final, hasta me han devuelto las ganas de crear'.

La imagen creada por Cecilia se conserva en el Santuario de la Misericordia de Borja, al que miles de personas procedentes de distintos lugares del mundo se acercan para ver el icono tras pagar un euro, tarifa establecida por el patronato propietario del templo para rentabilizar la repentina fama de su creadora. 

Entre los clientes de Mil Vueltas, que se define como una agencia que crea 'ideas brillantes y realizables', están las marcas internacionales Coca Cola, Toyota, Kellogg's, Jonny Walker y otras a nivel local.