Público
Público

La Agencia Tributaria niega que Bárcenas se acogiera a la amnistía fiscal de Montoro

El abogado dijo por la mañana que había blanqueado 10 millones gracias a la norma de Montoro. Posteriormente aseguró que lo hizo con una declaración complementaria, y finalmente, que usó una sociedad. Según &ea

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Agencia Tributaria asegura que el extesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas, no se ha acogido a la amnistía fiscal, tal y como había asegurado por la mañana su abogado, quien cifró en 10 millones de euros la cantidad que habría blanqueado su cliente.

El desmentido llegó pasado el mediodía en forma de comunicado, en el que afirma que en el ejercicio de sus funciones, actúa de oficio siempre que hay indicios de actuaciones irregulares fiscalmente y se personará en los procesos judiciales en los pueda haber perjuicio a la Hacienda Pública. Estas actuaciones, añade, pueden concluir mediante incoación de las correspondientes actas o remitiendo el caso a los órganos judiciales o al Ministerio Fiscal cuando se aprecia la existencia de delito contra la Hacienda Pública.

Alfonso Trallero, abogado defensor de Bárcenas, aseguró esta mañana en Cuatro que Bárcenas se regularizó gracias a la amnistía. Posteriormente, la agencia Efe publicaba unas declaraciones en las que Trallero matizaba que Bárcenas regularizó su situación por una declaración complementaria. Luego, tras el comunicado de Hacienda, el abogado defensor del ex tesorero del PP insistía en que su cliente declaró en 2012 a la Agencia Tributaria 'la totalidad de los dineros' que aparecen en la cuenta a su nombre hallada en Suiza, y que ha pagado las cantidades correspondientes en su declaración, si bien afirmó desconocer si la regularización se habría producido al acogerse su cliente a la amnistía fiscal o a otro tipo de procedimiento.

A última hora de la tarde, Trallero ofreció una nueva versión, en declaraciones a la cadena Ser: la regularización no está a nombre de Luis Bárcenas Gutiérrez, sino a nombre de la sociedad dueña del dinero cuyo nombre no ha querido desvelar. Según su abogado, esa es la fórmula que permite el Ministerio de Hacienda para acogerse a la Declaración Tributaria Especial, más conocida como amnistía fiscal. Según esta modalidad de autorregulación tributaria, la sociedad tiene de plazo hasta el 31 de diciembre de 2013, para identificar al titular de la cuenta. En palabras de Trallero, eso 'estaría en la base del error por parte de Hacienda al decir que no es Luis Bárcenas el que ha regularizado'.

Lo que no cambia en las declaraciones del abogado del extesorero y exsenador del PP es la explicación sobre la procedencia de los fondos. Trallero ha explicado que el dinero regularizado no tiene nada que ver con el PP, sino que procede de operaciones realizadas fuera de España y con socios extranjeros. En concreto,  actividades industriales desarrolladas en un país latinoamericano con otros socios. Según Trallero, que afirma que Bárcenas ha tenido cuentas en Suiza desde 1988, sus socios latinoamericanos decidieron salir de dicha actividad en 2009 y Bárcenas se quedó con una ganancia 10 millones, que luego regularizó con Hacienda.

En Cuatro, Trallero ha justificado que el dinero 'entra en Suiza desde 1988', año en el que se 'abre la cuenta'. Dicho esto, ha afirmado rotundo que era 'perfectamente compatible con su puesto de gerente en el PP', ya que en la medida en que 'no era funcionarios público ni autoridad', no incurría en 'ninguna incompatibilidad'. Eso sí, ha reconocido que su 'error probablemente' fue llevar ese dinero a una cuenta en Suiza junto al resto de sus socios 'y no declararlo al fisco español'. Sin embargo, ha dicho que ese 'error' lo ha 'subsanado' después, declarando 'la totalidad de las cantidades y pagando los impuestos correspondientes' al año 2012.

Trallero ha dicho desconocer la cuantía exacta que regularizó Bárcenas, pero ha estimado que ronda los 10 millones de euros, ya que, según ha indicado, 'es la cifra que le queda a Bárcenas de esas inversiones que había hecho inicialmente'. 'Y digo que le queda, porque había otra cantidad que era de otros socios, que estos deciden retirar cuando empiezan a salir las noticias del caso Gürtel', ha manifestado, para rechazar que su cliente haya querido 'ocultar' la cuenta de Suiza porque la mantuvo ahí sin llevarse el dinero a 'otro sitio distinto'.

En este punto, ha explicado que en el 2009 se cambia el dinero de una cuenta a otra después de que los socios de Bárcenas se llevaran su parte y el extesorero se quedara con sus 10 millones en el mismo banco. 'Cambia de cuenta porque en la otra cuenta estaban los socios, pero la mantiene en el mismo banco y no se la lleva a otro lugar', ha insistido. Al ser preguntado por qué no declaró Bárcenas antes ese dinero, el extesorero ha indicado que 'cuando uno tiene socios en una operación, no puede pensar solo en sí mismo, sino en sus socios'. 'Y sus socios no tienen interés tampoco en que se conozca que tiene un dinero donde sea. Pues eso puede explicar en un momento dado que el señor Bárcenas tampoco pudiese aflorar la existencia de unos fondos fuera de España', ha aseverado.

Asimismo, ha destacado que en este caso no se ha cometido un delito porque 'la ley contempla la exoneración de la responsabilidad penal' cuando una persona, aunque sea 'tardíamente', 'se pone a bien con Hacienda'. 'Esas cantidades, una vez regularizadas, ya no puede perseguirse el posible delito fiscal que podría haberse cometido de no haberse regularizado a tiempo', ha asegurado, remitiéndose al artículo 305 del Código Penal.

Tras insistir en que ese dinero no tiene 'nada que ver' con el PP ni con 'ninguna operación ilícita', el abogado ha criticado el 'linchamiento público' al que está siendo sometido el extesorero del PP 'desde hace mucho tiempo'. 'En absoluto es la persona que se está pintando y reflejando por la jauría humana en la que nos convertimos cuando hay alguien a quien reprocharle algo', ha concluido.

De otro lado, la documentación de la comisión rogatoria que las autoridades de Suiza remitieron al juez instructor Pablo Ruz el pasado 3 de diciembre muestra que Bárcenas movió el dinero de Suiza a otras cuentas en EEUU cuando comenzaron las investigaciones del caso Gürtel. Concretamente, 2,5 millones de la cuenta en la sede del Dredsner Bank en Suiza a nombre de la Fundación Sinequaenon, controlada por el extesorero del PP, fueron transferidos a sendas cuentas del banco HSBC en Nueva York cuyos titulares eran las sociedades Brixco SA y Lindmel International, vinculadas igualmente al exsenador conservador.

Desde la misma cuenta de Dresdner se enviaron otros 2 millones de euros al banco UBS AG en Stamford, en el estado de Connecticut, por lo que en total fueron 4,5 millones de euros los transferidos a Estados Unidos desde la cuenta suiza. 

La información remitida por Suiza en respuesta a una comisión rogatoria cursada en mayo de 2009 revelaba también que Bárcenas es el verdadero beneficiario de cuatro cuentas en la entidad Dresdner Bank que estaban a nombre de la citada fundación panameña. Bárcenas, que habría trasladado una parte de estos fondos al banco Lombard Odier Darier en julio de 2009, después de declarar como imputado en el Tribunal Supremo, estaría vinculado a estas cuentas porque los trabajadores de la entidad le identificaron en sus apuntes con 'las iniciales L.B., Mister L.B. o L.B.G.'. En otra documentación se adjuntaba copia de su DNI.

El juez Ruz investiga estos hechos en una pieza separada del caso Gürtel, en el que Bárcenas está imputado por delitos contra la Hacienda Pública, cohecho y blanqueo de capitales. En su auto traslada toda esta documentación a la Agencia Tributaria y a la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales (UDEF) de la Policía Nadcional para que elaboren sus correspondientes informes.Getsha denuncia que el Gobierno no les deja ver la lista de regularizados fiscales.

El sindicato de los técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) ha denunciado este jueves que ni ellos ni los inspectores puedan tener acceso a información sobre las 31.000 personas que se acogieron al proceso de regularización fiscal, entre las que se encontraría el extesorero del PP Luis Bárcenas según su abogado. El secretario general de este sindicato, José María Mollinedo, ha recordado que ellos reclamaban tener acceso a poder investigar a las personas que se acogieron a la amnistía fiscal, para 'evitar que se pudieran deslizar otros delitos'. Mollinedo ha subrayado que profesionalmente los subinspectores tienen obligación de 'sigilo absoluto', a pesar de lo cual, según aseguran, Hacienda les veta el acceso a esta información. Según Mollinedo, las investigaciones patrimoniales se realizan sobre todo a través de jueces o policía, 'pero la Agencia Tributaria sigue sin investigar a grandes patrimonios o grupos empresariales', sino que se centra 'en particulares o pequeñas y medianas empresas'.

Mollinedo, además, ha explicado que si Hacienda dice que Bárcenas no se acogió a la amnistía fiscal y su abogado insiste en que sí ha regularizado, 'la única explicación es que, o bien lo ha hecho su mujer o bien cualquiera de las sociedades que evadieron o las que recibieron en su momento el dinero evadido'. Para quedar limpio con Hacienda, en el caso de la amnistía, Bárcenas habría tenido que pagar 1 millón de euros. Si hubiera regularizado por el sistema ordinario que ya recoge la Ley General Tributaria, el coste, con los recargos y los intereses de demora, elevaría la factura con el Fisco a 6,61 millones, si lo realiza como persona física, o a 4,42 millones, si lo hace como una sociedad.

Según los cálculos realizados por Mollinedo, una regularización de estas características supondría pagar, en caso de hacerlo como persona física, el 44,9% de los 10 millones, más un recargo del 20% por declaración extemporánea (presentar la declaración de impuestos fuera del plazo legal previsto), más los intereses de demora desde 2009 hasta la actualidad, que serían del 7% en 2009 y del 5% en los años siguientes. Si la regularización se realiza a través de una sociedad, el pago sería del 32,5%, más intereses de demora y recargos.