Público
Público

Agente asegura que los dos acusados admitieron que llevaban "zutabes" en el maletero del coche

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El guardia civil que presenció las declaraciones de 9 acusados de dedicarse a la distribución de "zutabes" -órgano de comunicación interna de ETA- dijo hoy que dos, de ellos, Iker Legarra y Mikeldi Zenigaonaindia, admitieron que llevaban ejemplares en el coche y que conocían que era ilegal.

El agente, quien compareció como testigo en el juicio que se celebra en la Audiencia Nacional, añadió que Legarra "manifestó voluntariamente que tenía un cargo de tesorero en la ilegalizada Segi".

Por su parte, el agente que interceptó el vehículo en el que viajaban Legarra y Zenigaonaindia explicó al Tribunal que detuvieron el coche, donde se encontró un paquete con 60 ejemplares del "zutabe", porque "intentó evadir el control de la Guardia Civil dando marcha atrás por la autovía".

Durante la prueba testifical también compareció un amigo de Mitxel Zenarruzabeitia, quien, según la Fiscalía viajaba en otro vehículo que hizo de "lanzadera", y aseguró que, la tarde del 23 de marzo de 2005 -en que se produjeron las detenciones-, Mitxel estuvo con él en un pueblo cercano, "y no se fue en ningún momento".

Además, un testigo que presenció el registro de la "herriko taberna" de San Sebastián donde, según la fiscal, el acusado Urtzi Etxebarria Aierdi entregó el paquete con los "zutabes", y donde la Guardia Civil encontró material de Segi, dijo que a ese almacén "entraba cualquier persona".

"Estaba siempre abierto", añadió el testigo, quien destacó que "siempre estaba desordenado", por lo que el material, que se encontraba en la parte superior de una estantería, "pasaba desapercibido".

Finalmente, el tío de la procesada Erika Bilbao, quien la fiscal Olga Sánchez considera como la persona que iba a recibir en la localidad vizcaína de Leioa los "zutabes" interceptados, afirmó que el día de la detención de Legarra y Zenigaonaindia su sobrina estuvo "todo el día con la familia, celebrando los resultados médicos positivos que había recibido su madre".

El juicio continuará el próximo 3 de octubre con la prueba pericial y el informe de conclusiones finales de las partes.