Público
Público

Los agricultores españoles protestan por los bajos precios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cientos de miles de agricultores y ganaderos llevaron a cabo el viernes numerosos actos de protesta, con tractoradas, caravanas de vehículos y cortes de carretera, en protesta por los bajos precios que dicen les están obligando a dejar el sector.

Los cuatro principales sindicatos agrarios, Asaja, COAG, la UPA y Cooperativas Agroalimentarias, dijeron que más del 90 por ciento de las cooperativas secundaron los paros y se unieron a los 200 actos de protesta en todo el país.

La huelga es un preludio de la manifestación prevista para el sábado, en la que se espera que unos 100.000 agricultores y ganaderos recorran el centro de Madrid hasta llegar al Ministerio de Agricultura.

"Si a nosotros nos pagan 30 céntimos por kilo la aceituna, y cogerlo cuesta 20 céntimos, con 10 céntimos todo el año no podemos subsistir", declaró Manuel Zafra, un olivarero de la localidad jienense de Torredelcampo en Televisión Española.

"Entonces, ¿qué se plantea? ¿O dejar de coger, o no hacerle nada al olivo? Porque poner dinero de nuestro bolsillo, ya no puede ser".

Según los sindicatos, los agricultores se han visto atrapados entre un descenso de un 26 por ciento en los ingresos reales entre 2003 y 2008, y un aumento del 34 por ciento en los costes, lo que ha supuesto que 124.000 de ellos se sumen a las ya largas colas del paro en España.

Los precios que reciben agricultores y ganaderos han experimentado una caída notable, especialmente en el último año, y ya no cubren los costes estimados de la producción de cereales, productos lácteos y hortícolas, aceite de oliva, cítricos, vinos o carne.

Loa agricultores calculan, por ejemplo, que con los precios actuales reciben 291 euros por cada hectárea de cebada que plantan, pero tienen que gastar 391 para cultivarla, incluso una vez después de haber recortado en los caros fertilizantes.

España depende de elevadas importaciones de cereales, aunque es un importante exportador de aceite de oliva, vino, productos hortofrutícolas y cerdo.

APOYO DEL GOBIERNO

Los sindicatos dicen que si el Gobierno no adopta medidas que apoyen la agricultura y la ganadería como "sectores estratégicos", España podría convertirse en un país dependiente de las importaciones de alimentos,

"Esperemos que después de las manifestaciones, quien tenga que adoptar la responsabilidad política lo haga", dijo en una rueda de prensa Miguel López, líder de COAG.

Entre otras medidas, piden precios más justos, precios más transparentes para los fertilizantes, electricidad e insecticidas, fuentes energéticas renovables basadas en productos agrícolas y mantener el apoyo en la próxima reforma de la Política Agrícola Común de la UE en 2013.

"Seguiremos trabajando, como lo venimos haciendo, día tras día, por el sector y para ayudarles en momentos difíciles", declaró la ministra de Agricultura, Elena Espinosa, antes de un encuentro con sus homólogos europeos en Bruselas.