Público
Público

Agüero también ganó a Messi

La rivalidad entre las dos estrellas argentinas se resolvió también a favor del jugador del Atlético de Madrid

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La rivalidad entre las dos estrellas argentinas en el fútbol español, Sergio, el Kun, Agüero y Leo Messi se resolvió ayer en el estadio Vicente Calderón a favor del jugador del Atlético de Madrid con dos de los cuatro goles rojiblancos en el triunfo de éstos (4-3) y uno del barcelonista.

Messi, de 21 años, cumplió hoy cien partidos en la Primera División y el Kun, de 20 años, noventa y nueve. El azulgrana suma 48 goles y el rojiblanco 37.

Los dos argentinos hablaron antes del partido, pero después sus caminos apenas se cruzaron en el campo. Agüero comenzó mucho más activo, al igual que sus compañeros de equipo, mientras que Messi apenas apareció en los primeros quince minutos. Sin embargo, el gol de Henry en el minuto 18 pareció espolear al 10 del Barcelona.

En el minuto 31, en una gran jugada individual, Messi marcó el segundo tanto del Barcelona al batir a su compatriota Leo Franco con un disparo cruzado a la izquierda de la meta local. Leo Messi ha sido una pesadilla en las goleadas de los barceloneses a los madrileños y hoy parecía que no iba a ser una excepción.

Kun respondió con un disparo cinco minutos más tarde cuando el Atlético dominaba claramente el partido tras el gol del uruguayo Forlán.

Pero fue Messi el que finalizó al alza la primera parte. Primero cayó en el área del Atlético y reclamó un penalti, y luego disparó fuera cuando encaraba a Franco. Agüero bregaba en solitario en la punta de los rojiblancos y su equipo se defendía cuando el árbitro pitó el descanso.

En el segundo tiempo, Eto'o desaprovechó una jugada en el área del Atlético de Madrid y envió fuera un balón cuando Messi estaba a su izquierda esperando el pase.

Agüero empató el partido y su duelo con Messi en el minuto 55 al aprovecharse de un error del mexicano Márquez, irse de Puyol y batir por bajo a Valdés. El tanto hizo que el Atlético se viniera arriba con el apoyo de su afición que llenó el estadio Vicente Calderón.

Entre Márquez y Puyol estuvieron a punto de cometer un penalti sobre Agüero, muy enfadado con el árbitro, Bernardino González Vázquez, en una gran jugada individual del argentino. En esos momentos el Kun era la estrella del partido.

De repente, el técnico local, Abel Resino, decidió dar entrada a Sinama Pongolle y el recuerdo del partido contra el Oporto, en el que el relevado fue Agüero, recorrió la grada del Calderón. Esta vez el que relevado fue Maxi, que se marchó enfadado por el cambio. Henry deshizo el empate tras una jugada de Gudjohnsen, aprovechando esta vez que los del Atlético estaban descolocados como consecuencia de un ataque en el que Forlán había fallado un cabezazo que era más fácil rematar dentro que fuera.

Messi remató fuera en el 74 y Agüero hizo lo propio de cabeza en el 75, para que cuatro minutos después Forlán marcará el tercero de los locales en un penalti señalado al derribar Henry a Sinama.
Lo mejor de Agüero estaba por llegar. Sinama le puso un balón y el Kun pudo con la defensa barcelonista para batir de nuevo a Valdés con un disparo raso y cruzado. El quincuagésimo gol del delantero argentino con el Atlético en todas las competiciones.

Al igual que hace justo un año, en la última victoria del Atleti sobre el Barcelona, el Kun realizó otra vez 'el partido de su vida' y puso la grada boca abajo.