Público
Público

Aguirre asegura que el Zaragoza va "a jugar cada partido como si fuera el último"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El nuevo entrenador del Real Zaragoza, el mejicano Javier Aguirre, ha declarado hoy en el acto de su presentación que su equipo va a disputar cada partido como si fuera el último.

"Jugaremos como una final porque es lo que necesitamos. Hay que ir paso a paso y no mirar más allá del siguiente encuentro. No me gusta vender cuentos ni pasos fáciles porque no funcionan", ha destacado.

El técnico azteca, que llega con un contrato hasta el próximo 30 junio con opción a una temporada más si se logra permanencia, ha añadido que es posible lograrla con la plantilla que tiene actualmente.

"Hay que ver a los jugadores pero no necesitamos hacer ninguna locura en el futuro. Es cosa de coger el ritmo y de que acompañen un par de buenos resultados. El equipo está diseñado para no pasar apuros y no debemos esperar que en Navidad venga nadie a sacarnos de problemas", ha comentado.

Además, no ve motivos para ser pesimista cuando queda tanto por jugarse, aunque sí ha advertido que se necesitan resultados.

El nuevo preparador considera que cuando se afronta una situación como la que atraviesa el Real Zaragoza la presión existe desde que se acepta el reto, porque es inherente al fútbol.

Javier Aguirre ha mandado un mensaje de optimismo al señalar que aunque el equipo pasa por un momento delicado "no es el fin del mundo", ya que faltan muchos puntos muchos por jugarse y hay muchas posibilidades.

"Animo a la gente y a los jugadores, pero yo no tengo una varita mágica. Debemos trabajar todos y todos nos tenemos que involucrar. Además, La Romareda tiene que ser un fortín y nosotros pelear", ha explicado.

El entrenador del Real Zaragoza piensa que para salir de la situación actual todo pasa por los jugadores y que si están comprometidos, animados y contentos, rinden.

De la misma forma cree que, por los partidos que le ha visto al equipo maño, ha tenido infortunio en forma de expulsiones, fallos y malos momentos y ha reiterado su confianza en la plantilla actual.

Sobre la idea futbolística que tiene, ha explicado que son los jugadores los que dan la pauta.

"Este plantel tiene calidad para jugar al fútbol. Esa es la idea, que el equipo disfrute, tenga la pelota, sea competitivo y luego hay que trabajarlo", ha comentado.

Igualmente ha desvelado que aspira al buen trato de la pelota, que no le gusta esperar al rival ni el pelotazo, pero que si hay que hacerlo se hace porque el objetivo es la permanencia.

También opina que el sistema lo dan los propios jugadores: "en eso no estoy casado con nada. Si las circunstancias del equipo te permiten jugar de una manera, bien y, si no, me adapto bien a lo que hay".

Para el partido de la próxima jornada contra el Getafe, Aguirre ha señalado que aunque es poco tiempo para dar la idea que desea, el equipo cuenta con un buen trabajo de base, que tiene conceptos y que espera que los jugadores sean conscientes de su realidad y de que es una final.

"El Getafe atraviesa, como nosotros, un momento delicado y para nosotros será la primera final de las 27 que nos restan", ha añadido.

Aguirre, que llega a la capital aragonesa acompañado de un ayudante, Manolo Vidrio, y de un preparador físico, Juán Iribarren, ha explicado que su fichaje se había producido de manera muy rápida pues ayer conversó con el presidente, Agapito Iglesias, y que hoy ya estaba en Zaragoza.

Considera que su contratación por el equipo aragonés es un paso importante en su carrera y que le ilusiona mucho por el tamaño de la entidad y la historia de la misma.

"Es un proyecto enorme. Lleva unos últimos tiempos complicados y es un reto. Es una gran institución que atraviesa momentos delicados pero con el concurso de todos espero lograr el objetivo", ha dicho.