Público
Público

Aguirre deja su puesto de funcionaria para ser 'cazatalentos' de una empresa catalana

La expresidenta de la Comunidad de Madrid abandona su puesto en el Instituto de Turismo y trabajará para Seeliger y Conde, una empresa catalana dedicada a la selección de directivos y que hizo negocios con Urdangarin

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Esperanza Aguirre ha tardado poco tiempo en cambiar su puesto de funcionaria del Estado, a la que accedió tras abandonar la Presidencia de la Comunidad de Madrid en octubre del pasado año .

Su nuevo puesto será el de presidenta del consejo asesor en la empresa Seeliger y Conde , una compañía catalana dedicada al headhauntering y líder en España en la búsqueda de talento directivo. Su trabajo consistirá en potenciar la proyección de esta empresa tanto en el resto de España como en Latinoamérica, mejorar su competitividad y contribuir a su crecimiento. Aguirre se incorporará 'próximamente' y trabajará desde las oficinas de la empresa en Madrid, según un comunicado emitido por la propia compañía.

Según ha explicado a Público Luis Conde, presidente de la compañía, decidió contactar con Aguirre antes de Navidad. 'No la conocía con aterioridad, pero la llamé, le expliqué mi proyecto y llegamos a un acuerdo', ha dicho Conde por teléfono, quien ha añadido que no tiene ninguna duda de que 'le irá muy bien' ya que reúne 'conocimiento, valores y actitud que requiere nuestra compañía'.

'No la conocía , pero la llamé, le expliqué el proyecto y llegamos a un acuerdo'En cuanto al salario que percibirá la presidenta del PP madrileño, 'no tiene nada de sorprendente' ha declaro Luis Conde, ya que 'ninguno de nuestros trabajadores tiene un salario asignado', sino que 'empleamos el modelo americano', ha explicado.

Seeliger y Conde hizo negocios con el duque de Palma, Iñaki Urdangarin, en 2007, cuando la compañía de los duques ingresó 117.197 euros procedentes varias empresas, entre ellas de Seeliger y Conde SA. 'Acabábamos de diseñar una nueva división relacionada con el deporte', ha explicado el propio Conde a Público, 'trabajó con nosotros seis meses y quedé muy contento con las ideas que nos propuso', ha asegurado, aunque debido a la crisis, la nueva sección no prosperó, 'se le pagó lo que nos pedía y sin más', ha añadido.

El PP no ve incompatibilidad entre su nuevo puesto y el de presidenta del partido en Madrid

La expresidenta se incorporará a su nueva empresa en los próximos días después de haber descartado varias ofertas de importantes multinacionales.

La presidenta del PP de Madrid no ocupó el puesto que le correspondía en el Consejo Consultivo de la Comunidad de Madrid por su anterior cargo de presidente regional, sino que decidió retornar a su antiguo puesto como funcionaria.

Seguirá manteniendo su cargo como presidenta del PP madrileño, y su agenda para los próximos días no cambiará, indican fuentes del partido, ya que 'no existe ninguna incompatibilidad' entre ambos cargos.

De hecho, el vicesecretario general de Organización del PP, Carlos Floriano, ha defendido hoy que Esperanza Aguirre compatibilice los dos trabajos, es 'ético' y 'estético', ha dicho y se ha preguntado si 'los funcionarios públicos que se vayan a dedicar a la política no pueden pedir una excedencia' para trabajar en el sector privado.

Una parte importante de su trabajo de asesoramiento se centrará en las acciones que desarrolla la Fundación Seeliger y Conde, concebida en favor de la inserción laboral de personas con discapacidad.

'Urdangarin trabajó con nostros seis meses y quedé muy contento con sus ideas'

'En estos días me incorporo a Seeliger y Conde, firma cuyo objetivo es buscar el mejor talento para favorecer a las empresas españolas', ha dicho Aguirre en su cuenta oficial de Twitter. Seeliger y Conde forma parte de Amrop, una asociación global de compañías locales dedicadas a la búsqueda de ejecutivos con talento y cuenta con 89 oficinas en 57 países.Opera en varios sectores, entre los que destacan el ámbito financiero, el farmacéutico, el mercado inmobiliario y las telecomunicaciones.

'El esfuerzo, la valentía, el optimismo, la responsabilidad y el espíritu de sacrifico son valores que Esperanza Aguirre lleva en su ADN e imperan en Seeliger y Conde, alineándose a su vez en el perfil de directivos que hoy requieren las empresas', han destacado desde la compañía.