Público
Público

Aguirre dice que Cerezo animó al equipo y que entiende las protestas del público

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El entrenador del Atlético de Madrid, Javier Aguirre, aseguró que la visita del presidente Enrique Cerezo esta mañana a la plantilla fue para "animar al equipo" y reconoció que entiende las protestas que le dirigió el público del Vicente Calderón frente al Athletic de Bilbao.

El técnico señaló que el presidente "animó" a los jugadores "a no tirar el partido" de la Copa del Rey mañana frente al Barcelona en el Nou Camp y "a seguir con los objetivos en Liga y Champios" y admitió que después del parón por las Navidades el equipo no ha tenido "la misma concentración que hasta el 20 de diciembre".

"Hemos hablado los que tenemos que hablar en el vestuario. Enrique nos conminó a hacer nuestro mejor esfuerzo para estar entre los cuatro primeros y a que en Champions hagamos las cosas bien. Nos dijo que hay que pelear mañana y pase lo que pase hay dejarse la piel en Almería y afrontar la segunda vuelta con el mayor de los profesionalismos, que es lo que merece el Atlético de Madrid", explicó.

Aguirre consideró normal la reunión de hoy con el presidente, porque "tanto Miguel Angel como Enrique son muy cercanos al jugador y a las personas", y porque estos encuentros son "una dinámica permanente en los clubes", aunque a veces no trasciendan.

"Si baja el presidente al vestuario, nos reúne y nos da su parecer en momentos difíciles, creo que el jugador se siente por lo menos arropado. El vestuario es el primer consciente de que en 2009 estamos jugando mal y no nos ha salido nada. El vestuario está con ganas cuanto antes de salir de esta mala racha de resultados y mal juego, estamos cabreados, con ganas y con ilusión. A ver si mañana somos capaces de hacer la heroica, vamos a intentarlo", añadió.

El entrenador atlético aseguró que su equipo está capacitado para solventar la situación actual, pero admitió que quizá tras el parón por las Navidades ha faltado la concentración que hubo hasta entonces y no cuidaron "los detalles de entrenamientos, de disciplina táctica y de orden".

"Seguramente víctimas de vernos en el tercer lugar de la clasificación quizá tomamos las vacaciones demasiado en serio y al volver no nos dio tiempo de reengancharnos. No hay explicación, porque somos los mismos. Nos salieron tres partidos infumables", dijo.

Aguirre aceptó con deportividad las críticas recibidas en los últimos partidos por el público del Vicente Calderón y afirmó que se siente como "cualquier técnico al que la gente le manifiesta inconformidad con su trabajo".