Público
Público

Aguirre: "Los mejores colegios del mundo" separan a chicos y chicas

La expresidenta madrileña apuesta por recurrir las sentencias del Supremo contra la financiación pública de los centros segregadores. "El riesgo es que lleguen al poder los que piensan que la educación diferenciad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Aunque ya está retirada de la primera línea política, Esperanza Aguirre sigue defendiendo como el primer día su visión liberal de la educación y la política. Restando importancia a que el Tribunal Supremo ha avalado en repetidas ocasiones que no se deben financiar con fondos públicos los colegios que segregan por razón de sexo, la expresidenta de la Comunidad de Madrid hizo este martes una defensa acérrima de este tipo de centros: 'Las denegaciones de los conciertos para la educación diferenciada deben recurrirse al Tribunal Constitucional, a Estrasburgo, donde sea. [...] ¿Qué es esa historia de que los padres que llevan a sus hijos a colegios de educación diferenciada parece que sean oscurantistas y malos educadores? [...] La educación diferenciada es tan legítima como las demás y hay que defenderla con la cabeza bien alta'.

Aguirre animaba así a los padres y madres que asistieron a su conferencia en el colegio de Fomento Las Tablas-Valverde de Madrid, que separa a los alumnos por razón de sexo. Estos centros, los de Fomento -vinculados al Opus Dei- cuentan entre sus exalumnos a la consejera de Educación, Lucía Figar, que recientemente ha cerrado 12 colegios mientras financia los del Opus. Figar no estuvo en el acto, pero sí acudió el exalcalde popular de Madrid, José María Álvarez del Manzano, que además de llevar a sus nietos al colegio de Fomento precedió a Aguirre en su intervención.

Por si quedaba alguna duda del apoyo del PP a este tipo de colegios, la expresidenta madrileña reconoció que 'el único riesgo' que corren los centros segregadores es que en Madrid 'lleguen al poder los que piensan que la educación diferenciada es un atentado a la infancia'. Aguirre defendió también la escuela concertada como garante de la calidad educativa. Según ella, la causa del fracaso escolar es 'esa concepción surrealista' de que 'para que todos los alumnos pasen hay que bajar el listón' porque 'así se acaba con la exigencia'.

En ese sentido, afirmó que los resultados educativos en Madrid están 'bastante mejor que la media europea' y que en ello tiene mucho que ver que 'casi un 50% de los colegios son concertados'. 'A los poderes públicos, además, les cuesta menos la educación concertada que la pública, así que no entiendo este interés en que se mantenga sí o sí la enseñanza pública cuando la mayoría de padres eligen la privada', añadió tras señalar que en ésta última hay 'más disciplina y más transmisión de valores'.  

Aguirre también denunció los 'niveles lamentables' en los que se encuentran, según ella, las universidades públicas españolas: 'No hay ni una entre las 200 mejores del mundo'. La expresidenta, que tachó de 'injusto' que el 90% de la educación post-obligatoria pública fuera subvencionada y que la privada recibiera un 'o%' de ayudas -porque 'la Constitución dice que la enseñanza obligatoria llega sólo a los 16 años'-, abogó por ofrecer becas de mayor cuantía a los alumnos en función de su 'aprovechamiento académico' y de las 'rentas familiares'.

La expresidenta cargó contra 'socialistas y comunistas' por creer que 'la escuela está para adoctrinar' -'para eso hicieron Educación para la Ciudadanía, les horroriza la libertad'-, pero también criticó a los suyos cuando reprochó al Gobierno que no hubiera puesto en marcha todavía la nueva ley de reforma educativa (Lomce). 

En el plano estrictamente político y tras sentenciar que 'España siempre ha necesitado un partido liberal', Aguirre reconoció que las administraciones públicas son muy buenas 'legislando, regulando, inspeccionando y garantizando' pero muy malas gestionando. 'Por eso es mejor dejar la gestión en manos de empresas privadas, que lo hacen mejor y suponen un menor coste para la ciudadanía', remató. Además, señaló, 'los sindicatos en las empresas privadas no tienen fuerza porque no tienen capacidad de chantaje'.

El auditorio recibió con aplausos la intervención de Aguirre. No es la primera conferencia queoprganiza el AMPA del centro. Anteriormente, los padres y madres de alumnos de este colegio invitaron a Arantza Quiroga, expresidenta del Parlamento vasco y simpatizante del Opus Dei.