Público
Público

Aguirre intenta sortear la polémica de Sostres alegando que es una "conversación privada"

La presidenta de la Comunidad de Madrid cree que los comentarios vejatorios sobre las mujeres que hizo el tertuliano de 'Alto y Claro' no son de su incumbencia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha tratado hoy de sortear la polémica levantada por los comentarios vejatorios del tertuliano del programa Alto y Claro de Telemadrid, Salvador Sostres, argumentando que es 'una conversación privada'. Aguirre, que ya salió en defensa de Sánchez Dragó cuando éste presumió de tener encuentros pedófilos, no ha tenido reparos en otras ocasiones de criticar otras conversaciones privadas.

En declaraciones a los periodistas durante una visita esta tarde a Tarragona para apoyar a Rafael Luna, candidato del PP por esta demarcación a las elecciones catalanas, Aguirre ha manifestado que 'las conversaciones privadas son eso, privadas'.

'Esto de inmiscuirse en las conversaciones privadas de los demás será propio de otro gobierno, no del mío', ha señalado Aguirre cuando se le ha pedido opinión sobre las declaraciones Sostres.

Sin embargo un rápido repaso a las hemerotecas revela que la presidenta madrileña no tiene ningún reparo en criticar conversaciones privadas cuando le pueden reportar  rentabilidad política.

En febrero de 2008, Aguirre comentó jocosamente la conversación entre Zapatero e Iñaki Gabilondo, en la que el presidente confesaba que les convenía 'tensar la situación'de cara a las elecciones generales. 'A Zapatero le han pillado con el carrito del helado', aseguró, para después insinuar que el presidente es quien está tras la tensión en el Euskadi.

Más recientemente, en febrero de este mismo año lanzó un ataque al presidente utilizando la famosa frase del ex ministro Jordi Sevilla a Zapatero en la que le aseguró ante un micrófono abierto que 'en dos tardes' Zapatero podría aprender todo lo necesario sobre economía.

'Zapatero no quiere oír hablar de medidas ortodoxas. Ya tuvo bastante él con las dos tardes de economía que le recomendó Jordi Sevilla', afirmó la presidenta madrileña.

Los comentarios vejatorios contra las mujeres que hizo el tertuliano en presencia de un grupo de menores —durante una pausa publicitaria del programa Alto y Claro, presentado por Isabel San Sebastián— han levantado una fuerte polémica y han llevado al comité de empresa a pedir la salida del tertuliano de la televisión autonómica.

Telemadrid se queja, pero de la filtración del vídeo

Sostres, habla de sexo con 'jovencitas', 'pero las chicas jóvenes de 17, 18, 19… que es ahí donde está la tensión de la carne y ese punto mágico'. Cuando la presentadora, Isabel San Sebastián, le recuerda que hay niños en el plató, Sostres replica: 'Da igual, son de Rabat, allí ya van sueltos'. Todo ello ante las risas de otro tertuliano, Alfonso Ussía.

Por su parte, la dirección de la cadena de televisión ha anunciado que tomará 'las medidas pertinentes' por haber sido intervenida una conversación privada para hacerla pública 'de manera ilícita', según han indicado fuentes de esta cadena autonómica.

Aguirre, en cambio, salió en defensa del escritor Fernando Sánchez Dragó, criticado por comentar en un libro que se había 'trajinado' a unas menores. La presidenta madrileña se aferró al argumento de la 'historia literaturizada' esgrimido por Dragó para minimizar los hechos. 'La historia de la literatura está plagada de actos absolutamente reprobables', dijo. 'Por citar sólo algunos, Gabriel García Márquez, Henry Miller, Jaime Gil de Biedma'.