Público
Público

Aguirre subvenciona colegios con una oferta educativa sexista

Imparten moda y dietética para chicas e informática o finanzas para chicos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno de Esperanza Aguirre financia a colegios madrileños que ofrecen una selección de cursos de FP con carácter sexista. Es el caso del Centro de Educación Secundaria Besana y el Centro de Formación Profesional Fuenllana, dos concertados del Opus Dei que sólo admiten a chicas en sus aulas. Las alumnas que decidan realizar un Ciclo Formativo de Grado Superior (FP) en estos institutos no tienen mucho dónde elegir. Sus posibilidades se limitan a optar por un curso de Dietética o Secretariado en el primero, y Patronaje y moda, Restauración, Agencias de Viaje o Educación infantil en el segundo. Profesiones que tradicionalmente se han asociado con el rol que debía asumir la mujer.

Sin embargo, las prioridades educativas de aquellos centros que sólo admiten a chicos son bien distintas. Los estudios de FP que ofrece, por ejemplo, el colegio madrileño Retamar abarcan desde Administración y Finanzas hasta Administración de Sistemas y Aplicaciones Informáticas. Lo mismo ocurre en el colegio Tajamar, en Vallecas, que incluye Diseño y Producción Editorial y Gestión del Transporte. Ambos pertenecen también al Opus.

La experta en violencia de género de la Federación de Mujeres Progresistas, Covadonga Naredo, cree que esta oferta educativa es un paso atrás en la lucha por la igualdad, ya que 'a los chicos se les permite desarrollar la lógica y el razonamiento intelectual, mientras que a las chicas se les transmite que sus posibilidades son menores'.

Por tanto, considera que Esperanza Aguirre, que además fue ministra de Educación, Cultura y Deportes en España durante el Gobierno de José María Aznar, 'no debería subvencionar a centros que perpetúan los roles clásicos masculinos y femeninos', sino a aquellos que transmitan las aportaciones que han hecho las mujeres en todos los ámbitos de la cultura y la ciencia. Naredo considera que este tipo de educación no cumple con el principio de igualdad reflejado en el Artículo 14 de la Constitución y la Comunidad de Madrid 'debería velar porque se cumplan dentro de su territorio todos los aspectos que regula o incluye la Ley de Igualdad'.

Asimismo, esta oferta educativa supone apartar a las mujeres de otros sectores laborales y cerrarles puertas de cara al futuro. Además, desde un punto de vista sociológico, afirma que, si a una educación diferenciada le añadimos una selección de estudios de esta clase, se resalta una conducta con la que se educaba a los niños desde pequeños acerca de cuáles eran los trabajos más adecuados para los padres y cuáles para las madres.

Fuentes de la Comunidad de Madrid han dicho a Público que estos centros educativos cumplen la ley y, al ser privados, no pueden valorar si su oferta educativa es sexista ni entrometerse en los Ciclos de Formación Profesional que quieran ofrecer a sus alumnos. Los institutos solicitan la financiación para los módulos que dicen ser los más demandados y la Comunidad sólo se limita a ratificar o aprobar que cumplan los requisitos administrativos para que puedan recibir la subvención que les corresponde.