Publicado: 01.04.2014 14:24 |Actualizado: 01.04.2014 14:24

Aguirre: " Nunca tendríamos que haber permitido la presencia de estos observadores"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha vuelto a la carga contra el 22-M, criticando en este caso a través de su cuenta de Twitter a "esos señores de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) que vigilan a la Policía como si España fuese "una república bananera".

"¿Quiénes se creen que son esos señores de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) para venir a España a vigilar a la Policía como si esto fuese una república bananera?", se pregunta la expresidenta de la Comunidad de Madrid.

"Estoy segura de que en un país serio como por ejemplo Inglaterra, Francia o Alemania, no se les hubiera permitido ir para inspeccionar nada", ha apostillado en sus tuits.

Posteriormente, en otro mensaje publicado en la misma red social, Aguirre ha remitido a la última entrada de su blog, en el que ha cargado contra la OSCE, afirmando que España nunca debería haber permitido la presencia de los observadores internacionales, además de pedir la desaparición de esta organización.

"Estoy segura de que en un país serio como por ejemplo Inglaterra, Francia o Alemania, no se les hubiera permitido ir para inspeccionar nada" "Por lo que acabamos de ver la OSCE se dedica a vigilar a la policía de países libres y democráticos como España. Nunca tendríamos que haber permitido la presencia de estos observadores que lo que son es un sólido argumento para proponer que esa organización, la OSCE, que seguro que está llena de burócratas muy bien pagados, se reoriente o desaparezca". 

En la línea mantenida por varios representantes del Gobierno -de la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, al ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz-, Aguirre, que ya había calificado de "forma larvada de terrorismo" al 22-M, defiende a capa y espada la actuación de la Policía a pesar del alto número de manifestantes heridos -108 según los organizadores del 22-M- y de la violencia de las imágenes de esta jornada. 

Los manifestantes estudian emprender acciones legales contra la Policía y la Delegación del Gobierno, y denuncian que el Partido Popular continúa aludiendo a los hechos del pasado 22-M sin hacer mención a la protesta pacífica y multitudinaria, únicamente a los disturbios.

La OSCE estuvo presente en las Marchas de la Dignidad del 22 de marzo. Sus observadores vigilaron la actuación del Estado durante la manifestación y posteriormente se reunieron con miembros del Gobierno y mandos policiales para preguntar sobre el dispositivo de seguridad y los disturbios producidos.