Público
Público

Aguirre y Camps se echan al monte

Los presidentes autonómicos de Madrid y Valencia visitan por propia iniciativa y desde lo alto de una loma las obras del AVE Madrid-Valencia y arremeten contra la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los presidentes de Madrid, Esperanza Aguirre, y Comunidad Valenciana, Francisco Camps, han exigido este jueve celeridad en las obras del AVE Madrid-Valencia y han descartado pedir la dimisión de la ministra de Fomento por el reciente derrumbamiento de un túnel de esta vía ferroviaria.

Aguirre y Camps han visitado desde lo alto de una finca privada colindante al túnel de El Regajal y que gestiona la Comunidad de Madrid, la zona donde el pasado día 9 se produjo un socavón al hundirse 40 metros un túnel que se estaba revistiendo de hormigón dentro de las obras del AVE Madrid-Valencia, en el tramo entre Aranjuez (Madrid) y Ontígola (Toledo).

Adif, la entidad pública encargada del desarrollo y la gestión de la red ferroviaria, no ha recibido ninguna solicitud para visitar las obras, ya que los dos presidentes autonómicos han preferido hacerlo desde una finca privada de alto valor medioambiental y que gestiona la Comunidad de Madrid, llamada también El Ragajal, acompañados de periodistas y del hijo del propietario de la misma.

Sobre la posibilidad de que Camps y Aguirre solicitaran la dimisión de la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, por el incidente, la presidenta madrileña ha dicho que no es culpa de los políticos que se produzcan accidentes, pero sí tienen la responsabilidad de informar de que éstos se han producido.

También se han referido ambos a las manifestaciones del vicesecretario general del PSOE, José Blanco, a quien Camps ha calificado de 'estrafalario' por haber asegurado ayer en su blog que 'los buitres carroñeros' siempre planean sobre las obras del AVE, mientras que Aguirre ha dicho que debe ir 'poco al campo porque en las obras no hay buitres carroñeros'.

Tanto Aguirre como Camps han recordado que el AVE Madrid-Valencia estaba programado para entrar en servicio en el año 2007, luego se retrasó hasta 2010, y ahora con este socavón que se ha producido 'parece que se cifra en cinco meses el retraso previsto', por lo que han pedido 'información' sobre las obras y que 'terminen cuanto antes'.

En este sentido, Aguirre ha dicho que Magdalena Álvarez lo que hace, 'por desgracia, es retrasar las obras que encontró a su llegada', y se ha referido a la estación de la Puerta del Sol, cuyos trabajos van a durar finalmente seis años, cuando, ha precisado, 'nosotros hemos hecho en tres años y medio ochenta estaciones'.

Por su parte, Camps se ha quejado de que cerca de cinco años después de entrar Rodríguez Zapatero en la Moncloa, nadie les 'haya llamado' para darles cuenta de una obra tan importante para las comunidades de Madrid y Valencia, por lo que ha dicho que no entiende 'cómo se trata así' a estos dos gobiernos autonómicos.

Ambos presidentes se han referido a la visita de la titular de Fomento, la semana pasada, a las obras que se ejecutan en el tramo entre el embalse de Contreras y Villagordo del Cabriel, y han señalado que al menos les podían 'haber advertido' de ello para haber 'ido con mucho gusto a hacerla el coro'.

La finca El Regajal, con 635 hectáreas, seis veces más grande que el madrileño Parque de El Retiro, fue declarada Reserva Natural en el año 1994, y tiene un alto valor ecológico porque habitan en ella una de las colonias más importantes de mariposas a nivel mundial, según ha informado la Comunidad de Madrid.

La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, se refirió hoy a la visita que han realizado esta mañana los presidentes autonómicos de Madrid y Valenciana, Esperanza Aguirre y Francisco Camps, y dijo: 'Como estamos en Navidad voy a intentar ser un poquito light'.

Durante la presentación del proyecto de ampliación de la estación Puerta de Atocha, Álvarez explicó que 'lo primero que se me vino a la cabeza fue un sentimiento de ternura' porque como 'yo le he ofrecido ir a su obra, tendrá que ir ella también'.

Sin embargo, posteriormente consideró la visita de Aguirre y Camps una 'pantomima de coger un cuatro por cuatro y subirse a un monte' y se preguntó 'qué hacen dos presidentes autonómicos en las obras de un túnel que ha sufrido un accidente que se ha explicado hasta la saciedad'.

Agregó que 'me parece muy bien que se dieran ese paseo', pero que 'no va a haber ninguna información adicional porque ya la hemos dado toda' y se trata de 'incidentes normales', que han ocurrido 'mientras se estaba construyendo un túnel, no mientras estaba en servicio'.

'No ha habido un problema mientras se estaba utilizando la infraestructura', concluyó.