Público
Público

"Aguirre y Gallardón son los campeones del derroche"

Para "relanzar" la alternativa al PP, el secretario general del PSM reúne hoy al Comité Regional, ante el que defenderá "no hacer de la corrupción el elemento central de oposición"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

A pocos días de cumplir dos años como secretario general y a otro tanto para las elecciones municipales y autonómicas de 2011, Tomás Gómez reúne hoy al Comité Regional del Partido Socialista de Madrid (PSM) 564 dirigentes para 'relanzar' la alternativa a Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz-Gallardón. Gómez anticipa en Público su estrategia: 'No vamos a hacer de la corrupción el elemento central de oposición. Lo que queremos es que los ciudadanos sepan que podemos gobernar Madrid mañana mismo'.

Con todo lo que está cayendo sobre el PP, cabe pensar que el PSOE tendría que ganar de calle. ¿Qué falla?

Si se refiere a la corrupción, las denuncias todavía están en la fase inicial de investigación judicial, pero es algo que va a erosionar al PP de forma apreciable cuando empiecen a depurarse responsabilidades en los tribunales. Todos los sondeos que manejamos indican que Aguirre está en el límite de la mayoría absoluta.

En las elecciones más recientes, las europeas, el PSOE perdió en Madrid casi 140.000 votos y el PP les sacó 300.000 votos y 13 puntos. ¿No es una distancia imposible?

Es que no hubo elecciones autonómicas y municipales. Las elecciones europeas no se pueden extrapolar y menos con un 50% de abstención y en una coyuntura de crisis.

El ex consejero Alfredo Prada ha pedido que comparezcan como imputados por presunto espionaje ocho empleados de la Comunidad. ¿Algo está a punto de estallar?

Es indicativo de que el PP está roto en pedazos. Es un partido en descomposición interna, con luchas de poder sin precedentes. Alguien que no es capaz de dirigir su propia casa, difícilmente puede ofrecer un proyecto de futuro.

Público reveló el caso Fundescam, la fundación del PP que pagó los gastos de la campaña de Aguirre en 2003, cuando fue elegida por primera vez. ¿Sigue vivo el fantasma del tamayazo?

En absoluto. Ésa es una triste página de un pasado remoto. Nunca va a volver a ocurrir una cosa así.

¿Cree que se está ante un caso de financiación irregular del PP?

Tiene toda la pinta. Parece que hay cosas raras en Fundescam y eso nos llevó a presentar denuncias ante cuatro tribunales diferentes por cuatro presuntos delitos. Aguirre sigue sin presentar las cuentas de Fundescam y si no es transparente, por algo será. Aguirre tiene demasiadas cosas que callar.

El PP ha amenazado con poner el ventilador y sacar trapos sucios del PSOE. ¿Tiene usted algún temor?

En absoluto. El PSOE no tiene ningún trapo sucio ni nada que esconder.

En la lucha por el poder en Caja Madrid, parece que ustedes se han quedado en tierra de nadie, atrapados por una pinza de Aguirre con Izquierda Unida...

No, no es así. Los únicos que hemos sido coherentes desde el principio somos los socialistas. Caja Madrid no puede ser un instrumento de reparto de poder y el acuerdo al que ha llegado el PP con sus nuevos socios es de reparto de órganos de dirección. Caja Madrid tiene que ser un instrumento para relanzar la economía madrileña. Esa es la condición sine qua non para el acuerdo. Caja Madrid no es de Esperanza Aguirre, es una institución independiente, que requiere menos injerencia política y más servicio a los ciudadanos. Y en esta posición no estamos solos, estamos con UGT y CCOO.

En junio bajó el paro, salvo en Madrid

Eso confirma que algo se está haciendo mal desde el Gobierno de Aguirre, que es la responsable de que crezca el paro en Madrid. No sólo no hace nada, sino que toma medidas que perjudican. No desarrolla la de atención a la dependencia, que es un sector emergente para crear empleo. Y ha dejado colgado el proyecto de Carpetania en Getafe, con contratos firmados con EADS y las principales empresas de innovación aeronáutica, que permitiría concentrar en Madrid el 70% de I+D+i en el sector y crear 25.000 empleos. Ha destruido la operación sólo porque Getafe tiene alcalde socialista.

¿Que opina de su decisión de reducir los sueldos de los altos cargos un 2%?

Es una tomadura de pelo. Sus medidas de austeridad son un chiste. Desde que Aguirre es presidenta se ha incrementado en un 43,8% el gasto en altos cargos; en casi un 50% el gasto en publicidad y propaganda, que alcanza ya los 13.500 millones de las antiguas pesetas al año; en un 54% el gasto en alquileres de locales que no son necesarios; en un 46% el gasto por externalización de servicios que podrían estar desarrollando trabajadores de la Comunidad...

Y ustedes, ¿qué ofrecen?

Nosotros hemos presentado un paquete de medidas que sí son de austeridad, por ejemplo en el número de altos cargos de Telemadrid, donde hay magníficos profesionales pero se ha incrementado en más de un 30% el número de directivos designados a dedo por razones políticas. La reducción de gasto improductivo que planteamos supone en torno a 180 millones de euros. Y las enmiendas que presentaremos en septiembre a los Presupuestos implican una reordenación del conjunto del gasto pera reducir el improductivo y volcar los recursos en la inversión de obra pública, de forma que se traduzca en empleo y mejores servicios públicos.

¿Tampoco comparte las medidas fiscales del Gobierno autonómico?

Aguirre no ha hecho ninguna reducción porque la que plantea del impuesto de sociedades no es de competencia autonómica y la deducción en el impuesto de matriculación beneficia sólo a los coches de las gamas alta, Jaguar o Porche, que no son los que puede adquirir un ciudadano medio.

El presidente del Gobierno y el ministro de Fomento parecen haber firmado la paz con Aguirre. ¿No teme ser usted el pagano de esa reconciliación?

No. La que ha cambiado de actitud es Aguirre. Se ha visto acorralada y necesitaba un balón de oxígeno. Que haya sido descartada para suceder a Rajoy la ha hecho tener un cambio de relación con el Gobierno central. Aguirre debería pedir perdón a los ciudadanos porque ha utilizado las instituciones madrileñas para sus objetivos personales cuando creía que podía ser líder del PP. Aguirre debería pedir perdón por mentir durante cinco años diciendo que el Gobierno de Zapatero no invertía en Madrid y poner ahora como ejemplo de modernidad y trabajo bien hecho la estación de cercanías de la Puerta del Sol.

El Ayuntamiento de Madrid tiene unas cifras espectaculares de endeudamiento...

Es el gran campeón de la deuda. Gallardón ha llevado a la bancarrota al Ayuntamiento de Madrid. El 25% del total de la deuda que tienen todos los ayuntamientos de España juntos, es de Madrid, y la Comunidad es la segunda más endeuda: 14.000 millones, que es una auténtica barbaridad. Allí donde gobierna el PP, no sólo no hay austeridad, sino que hay derroche, endeudamiento, quiebra y caos financiero. Lo que necesita Madrid es que el gasto genere empleo, como el que hace el Gobierno de Zapatero, que invierte 500 millones que significan entorno a 22.000 empleos directos e indirectos. Gallardón se ha gastado la misma cantidad en la sede de la Alcaldía, en su despacho y en la antesala de su despacho, y mientras tiene paralizadas 12.000 licencias para crear empresas, lo que es una agresión al empleo.

Aguirre ha confirmado su disposición a repetir como candidata del PP. ¿Prevé usted la posibilidad de tener que someterse a elecciones primarias en el PSOE para ser su adversario?

No sé si algún otro compañero o compañera tiene intención de presentarse. Lo que es seguro es que yo tengo la intención de ser el candidato a la presidencia de la Comunidad.

¿Le gustaría formar tikect electoral con el ministro Ángel Gabilondo?

Ahora no toca hablar de nombres. Voy a pedir a la dirección federal que adelante al otoño el proceso para la proclamación de los candidatos porque Madrid no es un territorio cualquiera y es razonable que los madrileños conozcan más pronto que tarde quién es la persona que propone el PSOE para gobernar su ciudad.

Pero el portavoz municipal, David Lucas, ha expresado su voluntad de competir por esa candidatura. ¿Tiene su apoyo?

Cuando se decida la fecha será el momento de hablar de los perfiles y las personas.

En octubre se sabrá si Madrid aloja los Juegos Olímpicos de 2016. ¿Puede ser una buena plataforma para que el secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzsky, compita con Gallardón por la Alcaldía?

Veo que tiene un elenco que demuestra que en las filas socialistas hay muchas personas que podrían asumir esa tarea, pero no voy a hacer valoraciones personales.

El ministro Rubalcaba, que tiene uno de los índices de valoración más altos, ha dicho que alejen de él ese cáliz. ¿Por qué ninguno de los llamados pesos pesados quieren asumir el reto de Madrid, como ya se vio en 2007?

Todavía no se ha abierto el proceso. Cuando se haga, será el momento de que todo el mundo pueda opinar.

¿Pedirá a quien sea que firme por escrito un compromiso de quedarse?

Ese compromiso va implícito con asumir la candidatura. Va de soi, pero elegiremos al mejor para ganar.

También era un sobreentendido antes y ...

Este momento es diferente.