Público
Público

El agujero de Afinsa se podría tapar con las pesetas que quedan sin cambiar a euros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los españoles conservan sin canjear casi 1.800 millones de euros en monedas y billetes de pesetas, cantidad con la que se podría comprar la cadena hotelera Sol Meliá o la empresa Cementos Portland, tapar el "agujero" de Afinsa e, incluso, adquirir la ciudad financiera del Santander.

Según el Boletín Estadístico del Banco de España, se estima que en noviembre, último mes del que existen datos actualizados, todavía había en "circulación" billetes de pesetas por valor 972 millones de euros, 28 millones menos que un año antes.

En cuanto al importe de las monedas de pesetas no canjeadas por los españoles, según el Banco de España alcanzaban en noviembre 821 millones de euros, sólo cinco millones de euros menos que en noviembre de 2006.

En total, los españoles guardan en el calcetín casi 1.800 millones de euros en monedas y billetes de pesetas -1.793, para ser exactos-, que al cambio suponen aproximadamente 300.000 millones de las, al parecer, no tan antiguas pesetas.

Con este capital -y un poco más-, un emprendedor podría haber comprado la ciudad financiera del Santander en Boadilla del Monte (Madrid), de la que la entidad acaba de desprenderse por un importe total de 1.900 millones de euros.

También podría ser el dueño absoluto de algunas de las principales compañías del mercado continuo español como la firma especializada en energía solar Solaria, cuya capitalización en la bolsa es, a día de hoy, de 1.664 millones de euros, o la inmobiliaria Realia (1.708 millones de euros), la cementera Cementos Portland Valderrivas (1.738 millones de euros) o, con un poco de ayuda, la cadena hotelera Sol Melia (1.812 millones de euros).

Otro destino de este capital podría ser "tapar el agujero del presunto fraude filatélico de Afinsa, que es de algo más de 1.800 millones de euros, la misma cantidad que el juez ha embargado de forma preventiva a tres de los consejeros de la sociedad.

En su página web el Banco de España explica que, como norma general, son canjeables -por un tiempo limitado- los billetes en pesetas emitidos a partir de 1939, mientras que los emitidos durante la Guerra Civil deben ser examinados por los expertos de la entidad para determinar su valor de canje.

Por lo que respecta a las monedas, el Banco de España sólo acepta canjear las correspondientes a la última acuñación, que fueron puestas en circulación en 1997, así como las monedas conmemorativas de 2.000 pesetas.