Público
Público

El agujero autonómico

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los últimos ajustes acometidos en distintas comunidades autónomas han puesto en pie de guerra a algunos colectivos, como los farmacéuticos, los docentes o los sanitarios.

No son los primeros, ya que en los últimos ejercicios presupuestarios todas y cada una de las administraciones autonómicas han recurrido al tijeretazo para, entre otras cosas, poder cumplir con el compromiso de reducir el déficit y atender así el mandato de la Unión Europea.

Pero nunca hasta ahora los gobiernos regionales se habían atrevido a tocar los pilares básicos del Estado del bienestar, como la sanidad, la educación o los servicios sociales.

Aumento de las horas lectivas de los profesores, cierre de camas hospitalarias o retrasos en los pagos derivados de la Ley de Dependencia son ejemplos de medidas implantadas por algunos ejecutivos autonómicos y que, sin duda, van a protagonizar la campaña electoral para los comicios del 20N.

La tijera está ya preparada para afrontar un ejercicio, el de 2012, que por tercer año consecutivo contará con unos presupuestos autonómicos austeros.

Mientras se diseñan las cuentas, Efe ha recopilado algunas de las medidas que los gobiernos regionales han decidido poner en marcha para tapar el "agujero" autonómico. Más llamativas en Cataluña y Castilla-La Mancha y tan diversas como lo es el mapa territorial.

ANDALUCÍA YA HA AHORRADO 600 MILLONES

De momento, la Junta de Andalucía ha podido disminuir su gasto en 600 millones de euros, y lo ha hecho con una reducción de los gastos operativos no vinculados a servicios esenciales (88,3 millones), con la mejora de la eficiencia del gasto farmacéutico (197), con una disminución de los gastos financieros (152) y con la reprogramación de las inversiones (161).

Es electoral para esta comunidad -las autonómicas se celebrarán en marzo- y no se prevén drásticas medidas más allá de unos presupuestos restrictivos pero que, tal y como ha adelantado el Gobierno de José Antonio Griñán, darán prioridad a las políticas de gasto social frente a las inversiones.

ARAGÓN: MÁS DE CIEN MEDIDAS MENORES PARA AHORRAR 105 MILLONES

Con más de un centenar de medidas pretende el Gobierno de Luisa Fernanda Rudi ahorrar 105 millones de euros en esta legislatura.

Para ello, y sin afectar al gasto corriente sanitario, se limitarán la subvenciones públicas, no se repondrá ni se comprará mobiliario en ocho años y se controlará el carburante, las dietas, el parque móvil y el consumo eléctrico y de teléfono.

ASTURIAS: A LA ESPERA DE 1.250 MILLONES DEL ESTADO

Para cuadrar sus cuentas, el Gobierno de Francisco Álvarez Cascos confía en contar con los 1.250 millones que dice que el Estado debe a Asturias. Pocos anuncios hasta ahora, salvo el ahorro de casi 5 millones de euros anuales por la eliminación de órganos y altos cargos.

Casi 800.000 euros ahorrará con el cambio de gama de los coches oficiales, ha asegurado el Ejecutivo asturiano, que quiere poner en marcha un cheque-bebé de 2.000 euros a gastar en comercios del Principado. "Ni un paso atrás", ha dicho, en derechos sociales.

BALEARES: 800 DESPIDOS

El equipo de José Ramón Bauzá quiere eliminar 92 de las 168 empresas públicas de Baleares con el fin de ahorrar anualmente 115 millones. La cara negativa de esta medida, anunciada esta misma semana, serán 800 despidos de contratados laborales de la administración autonómica.

La positiva es que los proveedores de la comunidad podrán cobrar en dos años los 247 millones de euros que les debe el Govern.

CANARIAS: AHORRO DE 3.500 MILLONES EN CUATRO AÑOS

Nada más y nada menos que 3.500 millones ha ahorrado Canarias desde 2008, pero aún es insuficiente.

Por eso, el Gobierno que preside Paulino Rivero ha aprobado un plan que prevé agilizar las certificaciones de los fondos europeos para recuperar 61 millones.

También supervisará los desplazamientos entre islas de los altos cargos, controlará las subvenciones y no se cortará a la hora de reducir el salario de los empleados en función de las horas que no hayan cumplido.

CANTABRIA: TAPAR EL AGUJERO DE REVILLA

En 440 millones de euros ha cifrado el Gobierno de Cantabria el agujero que ha dejado el anterior Ejecutivo de Miguel Ángel Revilla. De momento, el nuevo Gobierno de Ignacio Diego no ha anunciado grandes medidas, tan sólo un recorte de 100 millones que ha aplazado hasta que acuerde con el Ministerio de Economía las actuaciones para corregir el déficit.

CASTILLA-LA MANCHA: TIJERETAZO AL PRESUPUESTO

María Dolores de Cospedal fue la primera presidenta en presentar, tras el 22 de mayo, un plan de ahorro de 1.815 millones reduciendo el gasto público. De hecho, va a meter la tijera al presupuesto y lo rebajará en un 20 por ciento.

Al adelgazamiento de la administración se sumará la venta de edificios sanitarios o el aumento de las horas lectivas de los profesores.

Con un déficit superior al 4 por ciento del PIB, Castilla-La Mancha puso en pie de guerra a las farmacias, que llegaron a cerrar en protesta por los 163 millones que les debe el Gobierno. Cifra que se incluye en los 2.800 millones a los que asciende la factura del Ejecutivo con los proveedores.

CASTILLA Y LEÓN: TAMBIÉN A LA ESPERA DE 724 MILLONES DEL ESTADO

Dice la oposición socialista al Gobierno de Juan Vicente Herrera que en la comunidad se están llevando a cabo recortes "ocultos" en sanidad y educación. El Ejecutivo se defiende y asegura que la Junta se "ajusta al recorte que el Gobierno central impone".

Y es que el Estado le debe 724 millones de euros en concepto de financiación autonómica, es decir, que le ha "birlado" a cada familia de la región 1.110 euros, asegura la Junta.

CATALUÑA: LA MADRE DE TODAS LAS BATALLAS

El Gobierno de Artur Mas ha adoptado quizás las medidas más polémicas y ha puesto en pie de guerra a numerosos colectivos sociales tras el anuncio de algunas de estas decisiones o la amenaza de otras.

Entre ellas, el cierre de camas hospitalarias, quirófanos y servicios de urgencia nocturnos, la propuesta de reducir a la mitad la paga extra de Navidad al personal sanitario, la supresión de la sexta hora lectiva, la rebaja de la aportación a las universidades públicas, la reducción de ordenadores, la cancelación temporal de las ayudas por hijos menores de tres años o la reducción a 600 plazas para nuevos policías frente a las 800 previstas.

Hasta la cultura se ha visto afectada, con una reducción del 15 por ciento en las subvenciones, y las infraestructuras, con el aplazamiento de obras como la línea 9 de metro de Barcelona.

La Generalitat no descarta sumar a esto algunas privatizaciones. Al menos Mas ya lo ha sugerido.

COMUNIDAD VALENCIANA: NI DESPIDOS NI RECORTES SALARIALES

El nuevo presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, ha negado que se vayan a producir 800 despidos en la administración autonómica, aunque su consejero de Hacienda anunció días atrás a los sindicatos que el Consell suprimirá 704 puestos de trabajo y 165 liberados sindicales institucionales para ahorrar 31 millones.

De todos modos, el Gobierno valenciano ya ha aplicado este año recortes por valor de 1.800 millones de euros, aunque no descarta más medidas porque esa cifra podría ser insuficiente.

EXTREMADURA: CUADRAR LAS CUENTAS PERO NO A MARTILLAZOS

El Gobierno que preside José Antonio Monago ya ha anunciado que el presupuesto de su comunidad se rebajará el próximo año entre un 10 y un 20 por ciento, para lo que aplicará nuevos ajustes en el sector público que permitirán cuadrar las cuentas "pero no a martillazos".

Suprimir los privilegios a los funcionarios que sean altos cargos, anular las cláusulas indemnizatorias a los directivos y reducir sus sueldos, renegociar los alquileres de los edificios públicos (la Junta se gasta 150.000 euros mensuales en este concepto) y reducir a la mitad los gastos en publicidad, dietas y de representación son otras de las medidas de ahorro previstas.

GALICIA: BLINDAR EL GASTO SOCIAL

Es el objetivo de Alberto Núñez Feijóo, que sólo reducirá las partidas en educación, sanidad y servicios sociales un 0,4 por ciento, pero dejará de hacer infraestructuras porque disminuirá las inversiones en un 5,6 por ciento.

Su presupuesto para 2012 se quedará, en total, con 129 millones de euros menos que el de este año, con un endeudamiento adicional de 114 millones.

MADRID: SIN PROBLEMAS DE LIQUIDEZ

El Gobierno de Esperanza Aguirre no tiene problemas de liquidez, aunque los ingresos de la comunidad han menguado, según el Ejecutivo.

Pese al revuelo que ha causado la decisión de aumentar el número de horas lectivas y la reducción de los contratos de profesores interinos, Aguirre se ha comprometido a garantizar los servicios esenciales como la sanidad, la educación o los transportes y aplazará partidas dedicadas a otras materias.

MURCIA: ANTES DE CERRAR UN QUIRÓFANO, CERRARÁ LA TELEVISIÓN AUTONÓMICA

Es lo que ha aseverado el presidente murciano, Ramón Luis Valcárcel, que sólo ha adelantado la rebaja de entre un 10 y un 18 por ciento en las cuentas de 2012, aunque no afectará a servicios "inamovibles" de carácter social.

NAVARRA: MÁS AGUJEROS EN EL CINTURÓN

Yolanda Barcina se ha estrenado apretando el cinturón del gasto y ha recortado 190 millones, pero piensa hacer algún agujero más en la correa hasta llegar a los 294.

PAÍS VASCO: UN FRAUDE FISCAL IGUAL AL GASTO EDUCATIVO

Luchar contra el fraude que, según el lehendakari, Patxi López, cuesta al año a los vascos lo mismo que todo el sistema educativo (entre el 17 y el 18 por ciento del PIB), es el objetivo de su Gobierno para 2012 para sanear sus arcas con las que, no obstante, se garantizará el futuro del Estado del bienestar.

LA RIOJA: IMPUESTO MEDIOAMBIENTAL PARA EMPRESAS

La austeridad marcará la austeridad de las cuentas riojanas para 2012, y el Gobierno de Pedro Sanz estudia implantar un impuesto medioambiental para empresas que complementaría las medidas ya en marcha para reducir gastos.