Público
Público

Agustí Vila realiza un agrio retrato de la clase media en "La mosquitera"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El director Agustí Vila realiza un retrato agrio e incómodo de una familia española de clase media en su película "La mosquitera", protagonizada por Eduard Fernández y Emma Suárez y con la que ganó la Espiga de Plata en el pasado Festival de Valladolid.

"'La mosquitera' es una reflexión sobre la vida y sobre personajes que no aceptan lo trágico de ella. Es como poner un espejo delante de la clase media urbana", ha afirmado Agustí Vila en una rueda de prensa hoy en Barcelona en la que también ha participado el actor Eduard Fernández y la actriz Anna Ycobalzeta.

Eduard Fernández ha descrito la película -que cuenta con secundarios de lujo como Geraldine Chaplin y Fermí Reixach- como un "filme de humor negro" y un ejercicio "bestia, salvaje y estilizado" con escenas que "de tan bestias, pueden provocar la risa".

"La mosquitera" describe la ácida cotidianeidad de una familia que, bajo una apariencia feliz, vive marcada por la falta de comunicación y la infelicidad de sus miembros.

Dibujando círculos alrededor de los tres miembros del núcleo familiar -Alicia (Emma Suárez), Miguel (Eduard Fernández) y Luis (Marcos Franz)-, "La mosquitera" disecciona problemas como la incomunicación, el vacío afectivo, la crisis matrimonial, la soledad, el maltrato o la vejez.

Una película que busca, desde la tragicomedia, incomodar y revolver estómagos y consciencias: "Cuando hago una película lo hago con la intención de incomodar. Hay gente a quien le incomoda que lo incomoden. Pero el arte está para esto, para sacudir un poco a la gente", ha afirmado el director.

Según Agustí Vila, director y guionista de "La mosquitera", la historia se creó alrededor de Luis (Marcos Franz), el hijo que adopta perros para llenar su vacío afectivo, y el título del filme responde a una "metáfora de la familia" que se concentra en problemas pequeños, "del tamaño de un mosquito", para huir de miedos más grandes, del tamaño "de un león".

Este filme de personajes exhaustos y perdidos, es, según Vila, una película "de malentendidos con tintes de comedia", un híbrido de comedia y drama que supuso una importante labor de actores.

"Para los actores -ha remarcado el director- eran difíciles los cambios de registro, porque pasa de la comedia al drama rápidamente. Esto supuso trabajar, antes del rodaje, más de un mes para buscar el máximo realismo".

Fernández interpreta en "La Mosquitera" a un hombre anulado, que busca en la limpiadora de su casa, a la que trata como a una prostituta ofreciéndole regalos y dinero, la comprensión que su mujer le niega.

"En nuestro oficio siempre visitamos algunos cajones que tenemos en nuestro interior. Incluso los más perversos y dolorosos, como los que abrí para la creación de este personaje", ha confesado el actor catalán.

El doble ganador de un Goya por "Fausto 5.0" y "En la ciudad" ha definido su personaje como un padre de familia que no sabe "pedirle al mundo lo que quiere" y que "intenta cumplir los parámetros que se esperan de él escondiendo quizás su parte más bella".

Anna Ycobalzeta, que interpreta a Raquel, la hermana de Alicia, ha hablado de su personaje como una madre que "no sabe convivir con su hija", de ocho años, a la que trata "como a un ser adulto" infligiéndole castigos que están fuera de su comprensión.

"La mosquitera" supone, pues, una revisita del drama de la 'familia feliz' de clase media, que pretende esconder debajo de la alfombra, una y otra vez, los desperdicios de años de falta de comunicación, malentendidos y medias verdades.

Vila ha afirmado que su película ha sido comparada con clásicos del cine español, en la línea de Buñuel y Berlanga, y ha negado encontrarle relación con la griega "Canino", de Giorgos Lanthimos, o con la filmografía del mordaz Todd Solondz.

DISPLAY CONNECTORS, SL.