Público
Público

Ahmadineyad asegura en China que las sanciones de la ONU "carecen de valor legal"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, aseguró hoy, durante el Día de Irán en la Exposición Universal de Shanghái, que las sanciones impuestas contra su país por el Consejo de Seguridad de la ONU "carecen de valor legal".

Las nuevas resoluciones "no tienen efecto" y suponen, dijo Ahmadineyad en una rueda de prensa, "la última demostración de poder" del Consejo de Seguridad, al que acusó de tratar de monopolizar la energía nuclear bajo su control, dado que sus miembros permanentes son todos potencias nucleares.

Entre ellos, además de EEUU, Reino Unido y Francia, se encuentran China y Rusia, habituales aliados de Irán, pero que el pasado miércoles también votaron a favor de las sanciones.

"El Consejo de Seguridad es una herramienta en manos de la ONU, pero no pertenece a las naciones, su estructura no es democrática", dijo Ahmadineyad, quien sostuvo que sus cinco miembros permanentes "tienen armas nucleares y usan también la energía atómica", por lo que lo que tratan de hacer es "defenderse a sí mismos".

"Quieren monopolizar la energía nuclear, así que usan cualquier excusa para evitar que otros la desarrollen", manifestó.

De los otros 10 países que votaron la nueva resolución, sólo Brasil y Turquía lo hicieron en contra y el Líbano se abstuvo.

De los otros siete que lo hicieron a favor, "cuatro están en el bloque capitalista (Austria, Japón, México y Bosnia-Herzegovina) y en los últimos 60 años no han dado (en la ONU) ni un solo voto independiente", afirmó el presidente iraní.

"Un país con bases militares estadounidenses no puede dar un voto independiente", añadió, aludiendo sin mencionarlo a Japón, y de los tres restantes (Gabón, Nigeria y Uganda), aseguró que "nos han dicho que están bajo presión" y "nosotros les hemos respondido que también estamos bajo presiones".

Para Ahmadineyad, las nuevas sanciones "más que mostrar el poder de Estados Unidos, indican su debilidad", y suponen el principio del fin de la obediencia internacional a la ONU.

"Los que aún piensan que pueden continuar su intimidación usando el sistema político internacional están cometiendo un gran error", aseguró, pues "ya no serán capaces de imponer sus puntos de vista a otras naciones".

"Ahora estamos en el período de una hermandad lógica y del ascenso de las naciones", aseguró, y agradeció a Brasil y a Turquía su voto "independiente" contra las sanciones, además de pedir un "sistema internacional igualitario y justo, basado en el amor, la compasión y la justicia".

Ahmadineyad aclaró también que no expulsará a los inspectores de la Organización Internacional de la Energía Atómica (OIEA) que trabajan en suelo iraní.

"No hay razón para que se vayan de Irán, no tenemos problemas con nuestro programa nuclear pacífico, los problemas los tenemos con los países agresivos", afirmó, antes de asegurar que la controversia sobre el programa nuclear iraní es sólo un "pretexto" para que EEUU pueda controlar Oriente Próximo.

"Irán nunca permitirá a EEUU hacer eso", añadió.

Sobre cómo quedan sus relaciones con China después de su apoyo a las nuevas sanciones, Ahmadineyad dijo que "tenemos muy buenas relaciones con China y no hay razón para debilitarlas".

"El principal problema son EEUU, no los demás" países, insistió, "y ese problema debe ser resuelto, y por supuesto los países independientes pueden tener un papel importante".

Así lo demostraron esta semana Brasil y Turquía, cuya actuación "fue muy efectiva" al mostrar que no todos los países hacían "concesiones" al Consejo de Seguridad, argumentó.

"Estamos al principio del proceso, pero irá muy rápido, el unilateralismo debe desaparecer para siempre de este mundo, y va a ser desmantelado", reiteró.

EEUU "comprenderá muy pronto que no ha hecho la elección correcta" y que al generar un "ambiente hostil" ha bloqueado la posibilidad de conversar y negociar con Irán, concluyó.