Público
Público

Ahmadineyad asegura que la crisis financiera tiene raíces en el militarismo de EE.UU.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, cree que la actual crisis que afecta a los mercados financieros globales tiene parte de sus raíces en las intervenciones militares de Estados Unidos en el mundo.

El mandatario iraní dijo, en una entrevista publicada hoy por el periódico estadounidense Los Angeles Times, que desea que el próximo inquilino de la Casa Blanca abandone "la lógica de la fuerza" empleada por el presidente de EE.UU., George W. Bush.

"Los problemas no salen de golpe, el Gobierno de EE.UU. ha cometido una serie de errores, y el primero es imponer sobre la economía estadounidense un extensa intervención militar en todo el mundo, como la guerra de Irak", dijo.

Advirtió que la economía mundial no puede tolerar más "el déficit presupuestario y las presiones financieras de los mercados de EE.UU. y del Gobierno de EE.UU.".

También comparó el futuro de Israel con el de "un avión que ha perdido uno de sus motores", y acusó a Washington y a "algunos de sus amigos europeos" de ser los únicos interesados en atacar el programa nuclear de Irán.

Consideró que cualquier nuevo gobierno estadounidense debe "cambiar el enfoque político" de su predecesor y aseguró que está dispuesto a hablar con quien gane las elecciones presidenciales del 4 de noviembre en EE.UU.

"Queremos tener relaciones amistosas", señaló.

La entrevista con Los Angeles Times se llevó a cabo en un hotel de Nueva York, donde el mandatario iraní se encuentra desde el lunes para asistir al debate de la 63 sesión de la Asamblea General de Naciones Unidas.

Al igual que en su anterior visita a la ONU hace un año, Ahmadineyad fue recibido por cientos de manifestantes apostados frente a la sede de la organización multilateral que criticaron su negación del Holocausto y su deseo de "borrar a Israel del mapa".

Sobre esa materia, el líder iraní cuestionó en la entrevista el origen del pueblo judío y se preguntó "quiénes son esa gente y de dónde vienen".

"Si acordamos y aceptamos que ciertos acontecimientos ocurrieron en la Segunda Guerra Mundial... bien, ¿dónde ocurrió? En Alemania, en Polonia... y eso qué tiene que ver con los palestinos, ¿por qué los palestinos tienen que sufrir por ello?", apuntó.

Ahmadineyad ridiculizó los documentos obtenidos por agencias de inteligencia occidentales y entregados al Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) sobre el supuesto fin militar de su programa nuclear.

"Todos los documentos son falsificaciones y, de hecho, son tan divertidos y superficiales que un escolar se podría reír de ellos", aseguró.

El líder iraní desestimó la intención de EE.UU. y sus aliados europeos de acudir de nuevo al Consejo de Seguridad de la ONU para imponer una nueva ronda de sanciones a su país.

Los cinco miembros permanentes del máximo órgano (EE.UU., Francia, Reino Unido, Rusia y China), además de Alemania, tienen previsto reunirse al margen de la Asamblea General para discutir la situación del programa nuclear iraní.