Público
Público

Ahmadineyad destituye a Musaví de la presidencia del Instituto de las Artes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, ha destituido al líder opositor Mir Hosein Musaví de la presidencia del Instituto de las Artes de Irán, cargo para el que fue nombrado el pasado año.

El portal opositor "Khabr Online" informa hoy de que el presidente iraní, que preside también el Consejo Superior de la Revolución Cultural de Irán, ha decidido cesar al que fuera su rival en las pasadas elecciones presidenciales del 12 de junio.

Por su parte, el sitio web "Tabnak" señaló que el presidente iraní, quien se encontraba ayer de visita en la provincia de Shiraz, al sur de Irán, regresó a Teherán de forma sorpresiva para decidir el cese de Musavi y su sustitución por Ali Moalem Damghani.

Tras el nombramiento, Ahmadineyad volvió anoche a Shiraz para continuar con su visita oficial en esta provincia, según las fuentes.

Este sitio web asegura que el presidente iraní había propuesto inicialmente a un asesor suyo, Mahdi Kalhor, para ocupar este cargo, pero no logró el apoyo de los integrantes del Instituto y optó por designar a Damghani, que si fue aceptado.

Ali Moalem Damghani es un destacado poeta iraní conocido por su apoyo al actual gobierno de la República Islámica de Irán.

"Khabar Online" señala asimismo de que podría producirse en las próximas horas la dimisión del secretario y de los principales directores del Instituto de las Artes de Irán, en protesta por la destitución de Musaví.

Entre los 27 miembros que forman esta institución se encuentran importantes figuras del mundo de las artes y las letras iraníes.

Mahmud Ahmadineyad firmó el pasado año la orden que otorgó a Musaví la presidencia de esa Institución para una periodo de cuatro años.

Musaví se autoproclamó ganador de los comicios presidenciales de junio pasado y denunció un fraude masivo en favor de su rival, el actual presidente, a quien el Ministerio de Interior le concedió un sorprendente triunfo por mayoría absoluta.

Desde entonces, Irán ha sido escenario de protestas y enfrentamientos entre los opositores y las fuerzas de seguridad -apoyadas por milicianos islámicos "Basij"- que han causado decenas de muertos, según las oposición.