Público
Público

Ahmadineyad dice que no renunciará al programa nuclear, pese a las "amenazas" y sanciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, afirmó hoy que su país no renunciará a su programa nuclear y resistirá las sanciones internacionales y las "amenazas" de las grandes potencias contra la República Islámica.

Ahmadineyad hizo esta declaración en un discurso en la ciudad santa de Mashad, unas 24 horas después de anunciar el inicio de la instalación de 6.000 centrifugadoras nuevas para el enriquecimiento de uranio en la planta de Natanz, en el centro del país.

El gobernante afirmó que esas centrifugadoras son cinco veces más capaces que las máquinas que Teherán instaló en 2007 en Natanz, haciendo caso omiso de las exigencias de la comunidad internacional para que este país suspenda el enriquecimiento de uranio, una materia de doble uso, militar y civil.

"El pueblo iraní humillará a los países (occidentales) que intenten continuar su juego y aprovecharse de las organizaciones (internacionales) que han usurpado para privar a los pueblos de sus derechos", dijo Ahmadineyad, según la agencia IRNA.

Aludía sobre todo a EEUU, que acusa a Teherán de desarrollar un plan atómico militar, así como a las tres resoluciones adoptadas por el Consejo de Seguridad de la ONU en los últimos dos años contra Irán por su programa de enriquecimiento de uranio.

"Las grandes potencias no pueden, a través de las amenazas y las sanciones, privar al pueblo iraní de su derecho (de acceder a la tecnología nuclear).. los iraníes han encontrado ya su camino y proseguirán su marcha con firmeza", agregó.

Asimismo, acusó a las "grandes potencias de haber atacado la zona militarmente para apoderarse de su riqueza petrolera, hacer frente al desarrollo de la Revolución Islámica iraní y oprimir al pueblo palestino".

"Esas potencias deben saber que la mentira y el empleo de las organizaciones internacionales para impedir el acceso de los pueblos a sus derechos ya es algo del pasado", concluyó el mandatario iraní.

Su declaración coincide con otra del asesor de la Presidencia iraní, Zamarat Hachemí, en la que afirmó que Teherán no negociará con Occidente sobre sus actividades atómicas.