Público
Público

Ahmadineyad trata de vender su polémico Gabinete

El Parlamento iraní recela de algunos ministros elegidos por el presidente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, defendió ayer ante el Parlamento su nuevo Gabinete, diseñado, según sus palabras, para reavivar la economía y luchar contra los países 'arrogantes'.

Sonriente y confiado, Ahmadineyad abrió ayer la sesión de voto de confianza con un discurso de casi una hora en el que aunó la beligerancia hacia el exterior con populismo frente a la crisis económica interna.

El líder iraní pide unidad para luchar contra los enemigos externos

Atacado por la oposición reformista, que considera su reelección fraudulenta, y criticado desde el conservadurismo moderado, el proceso de voto de confianza de su Gabinete se perfila como un examen de la capacidad de maniobra de la que disfruta el presidente.

'Estamos comprometidos con la promoción de la Justicia, la preservación de la dignidad nacional y el progreso para hacer frente a los países que nos acosan', aseguró. 'Nuestra política [exterior] estará dirigida a proseguir con el apoyo a los pueblos oprimidos y confrontar a los arrogantes... Irán es partidario del dialogo constructivo con todos los países menos con Israel', agregó.

Según pronósticos, casi un tercio de los ministros serán rechazados

Después, y entre continuos murmullos de muchos diputados, el gobernante pidió el apoyo y la confianza de la Cámara para poder combatir 'a los enemigos extranjeros'.

'Confío en que el Parlamento apruebe a todos los ministros y que con su decisivo voto ayude a espantar las esperanzas de aquellos que quieren mal' a Irán, concluyó.

Sin embargo, las previsiones apuntan a que la Asamblea desoirá sus palabras y rechazará a varios aspirantes.

Ahmadineyad ya trató a finales de julio de designar vicepresidente primero a su estrecho colaborador Esfandiar Rahim Mashaii, decisión que le granjeó la oposición de gran parte de los moderados y de miembros de su anterior Gabinete. Hubo de ceder después de que se opusiera hasta el líder supremo de la Revolución, el ayatolá Ali Jamenei.

Cuando el 19 de agosto reveló la composición de su nuevo Ejecutivo, desencadenó un nuevo aluvión de críticas, incluida la del presidente del Parlamento, Ali Larijani.

Ahmadineyad propuso un Gabinete renovado en el que se mezclan hombres muy cercanos a la Guardia Revolucionaria y una decena de rostros que repiten.

El diputado AhmadTavakoli ha pronosticado que, pese a la larga semana de negociaciones, casi una tercera parte de los aspirantes serán rechazados el miércoles cuando los diputados voten.