Público
Público

AI denuncia abusos e impunidad en centros de menores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Menores internados en centros de protección terapéuticos españoles pueden ser víctimas de abusos sexuales, malos tratos o humillaciones sin que existan mecanismos de supervisión que eviten estos hechos, según un informe de Amnistía Internacional hecho público el martes.

Meses después de que un informe del Defensor del Pueblo destapara graves vulneraciones de derechos en estos centros "sin que se haya hecho prácticamente nada al respecto", según AI, esta organización presenta una nueva investigación que pone en tela de juicio la labor protectora del Estado con menores con trastornos de conducta y en situación de dificultad social.

El documento, titulado "Si vuelvo, ¡Me mato!", relata cómo menores procedentes principalmente de familias desfavorecidas son encerrados en celdas de aislamiento, atados, amordazados o medicados en contra de su voluntad sin ningún tipo de tutela judicial, unos hechos que han llegado a provocar suicidios en algunos casos.

"Todos estos abusos visibles se desarrollan con impunidad por la falta de investigaciones, la indefensión de los menores para denunciar y la ausencia del poder judicial en todo el proceso de intervención con los menores", dijo en rueda de prensa Esteban Beltrán, director de AI España, que destacó la "invisibilidad" de los menores afectados.

El informe se ha elaborado a partir de más de 170 entrevistas a menores, familiares, abogados y educadores y se centra en los centros existentes en las comunidades autónomas de Andalucía, Cataluña y Madrid.

Los centros terapéuticos son instituciones en las que ingresan menores con trastornos de conducta y en situaciones de dificultad social, tanto derivados de otros centros del sistema de protección como a solicitud de sus padres.

según AI no hay ni siquiera datos centralizados sobre los mismos o sobre el número de menores internados en ellos - y son mayoritariamente de gestión privada, aunque subvencionados por las administraciones.

En la Dirección General de la Juventud de la Comunidad de Madrid no quisieron hacer declaraciones, afirmando que desconocían el informe, mientas que en Andalucía no hubo nadie disponible para hacer declaraciones y en el departamento catalán de Acción Social y Ciudadanía se remitieron a un comunicado posterior.

PUNTA DEL ICEBERG

"Todos los casos que se han incluido en este informe destapan la punta del iceberg de los abusos de estos centros, porque sólo ? (son) casos que han tenido sentencia, que ha habido denuncia, que hay parte de lesiones (?) que no es el caso representativo de estos menores", declaró la autora del informe, Elena Estrada.

en los que ingresan aquellos que han cometido algún delito - porque "allí saben cuándo entran, cómo entran, cuándo salen y qué es lo que está prohibido, lo que está permitido y quiénes son las autoridades a los que tienen que acudir".

El informe incluye el caso de Sara Casas, que de los 15 a los 18 estuvo internada en un centro terapéutico y que en la rueda de prensa relató conteniendo las lágrimas cómo los castigos eran constantes y era medicada a la fuerza hasta el punto de perder la conciencia.

"Todos los (educadores) que he visto han sido así, de insultarnos, de pegarnos, de leernos las cartas. En el centro terapéutico no conocí a ningún educador que se sentara a escucharnos o que nos diera algún consejo", declaró.

que tienen las competencias transferidas -, destacan la necesidad de dar visibilidad a los menores en el sistema de protección, regular el funcionamiento de los centros terapéuticos e investigar los abusos.

El informe completo puede consultarse en la página web www.es.amnesty.org/.