Público
Público

AI pide investigar si policías españoles interrogaron a presos de Guantánamo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Amnistía Internacional (AI) pidió hoy al Gobierno de España que encargue una investigación independiente para aclarar si policías españoles interrogaron entre 2002 y 2004 a presos de Guantánamo.

La solicitud se realiza en base a las declaraciones realizadas por el ex prisionero Lahcen Ikassrien, que pasó tres años y medio en ese centro de detención.

En rueda de prensa en Barcelona, Ikassrien denunció hoy que entre 2002 y 2004 fue interrogado al menos en cuatro ocasiones por policías y funcionarios españoles, que querían que colaborara en la identificación de sospechosos de pertenecer a Al Qaeda en España.

Ikassrien, de nacionalidad marroquí, residió en España entre los años 1987 y 2000 y posteriormente se trasladó a Afganistán, según su versión para poder aprender a vivir como un auténtico musulmán.

Pocos días después de los atentados del 11-S, en octubre de 2001, fue detenido cerca de Kunduz por las tropas del general uzbeko Abdul Rashid Dostum, aliado de Estados Unidos, y trasladado posteriormente a Kandahar y de ahi a Guantánamo.

Además de tenerlo encerrado en jaulas de alambre, atado e incomunicado, tuvo que soportar diversos tipos de malos tratos, como que le orinaran encima, le lanzaran cubos de porquería en la cabeza, le quisieran amputar un brazo que tenía lesionado, se dirigieran a él como el "animal 64" o que le sacaran cuatro dientes.

Según su versión, durante su cautiverio, que se prolongó entre febrero de 2002 y julio de 2005, fue interrogado al menos en cuatro ocasiones por policías y funcionarios españoles, que se identificaban como tales, para pedirle que colaborara en sus tareas de investigación contra Al Qaeda.

"Yo les preguntaba que por qué tenía que colaborar con ellos y les decía que si querían que colaborara con ellos me llevaran a un sitio donde se me tratara como a una persona", indicó Ikassrien.

Afirmó además que era frecuente la presencia de policías de otros países para interrogar a presos en Guantánamo.

En una ocasión, según su versión, los policías españoles estuvieron acompañados de un diplomático de la embajada española en Estados Unidos.

Finalmente, Ikassrien fue extraditado a España en julio de 2005, donde estuvo preso un año hasta que en octubre de 2006 el Tribunal Supremo le absolvió de todos los cargos que se le imputaban.